Hay negocio para el posicionamiento de apps

Las tiendas de aplicaciones son un lugar donde una plaza en el escaparate principal se cotiza más que una entrada para la final de Roland Garros o un palco en el Festival de Bayreuth. Y es que unas pocas apps acaparan la parte más visible de las tiendas, mientras que cientos de miles quedan ocultas en la trastienda, esperando que alguien llegue a ellas a través del buscador, de un enlace o una recomendación.

Por ejemplo, según un estudio de Gkf, el 81% de los usuarios que visitan la Apple Store no navega más allá de las primeras 50 aplicaciones que encuentran. La presencia entre las apps destacadas en cada categoría también es crucial, ya que el 75% de los usuarios descarga aplicaciones del top 25 aunque nunca hayan oído hablar de ellas. Algo así como el viejo mantra de Steve Jobs: "La gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas".

Así que no es descartable que veamos en los próximos años cómo se desarrolla una nueva industria, la del posicionamiento de apps dentro de los markets. Claro que son los creadores de las principales tiendas (Apple, Google, Microsoft, Amazon) los que controlan lo que pasa dentro de sus propias casas, y los que por tanto habrían de establecer las reglas de este hipotético juego.

Pero fuera de los markets, cualquiera tiene libertad para "jugar" con el descubrimiento de apps. Una de las empresas que se dedican a este incipiente negocio es la alemana Xyo, que ha desarrollado un buscador de apps (todavía en beta) que incluye una función basada en las recomendaciones sociales: la opción “Apps for Me” explora los "me gusta" de los contactos en Facebook para ofrecer recomendaciones personalizadas.

También podemos utilizar el buscador al modo clásico y obtener todo tipo de aplicaciones relacionadas con el término introducido. Por ejemplo, si tecleamos "dormir", encontramos música que nos ayuda a conciliar el sueño, nanas para bebés, despertadores, sonidos para relajar, métodos para combatir el insomnio… 

Xyo

Matthaus Krzykowski, uno de los fundadores de esta startup con sede en Berlín, explica en VentureBeat los planes de la compañía, que pasan por un modelo de búsquedas de pago. También explica cómo el algortimo de su buscador se basa en la actividad y en la intención, y no tanto en las palabras literales que se utilizan para las búsquedas. Por ejemplo, si alguien busca "Angry birds", tal vez no espera encontrar el famoso juego, sino otros que funcionan con una mecánica parecida.

 

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios