BAQUIA

Open Compute ayuda a Facebook a optimizar sus centros de datos

Desde que Facebook comenzó a utilizar sistemas de hardware open source en sus centros de datos, ha reducido sus costes en un 24%, además de aumentar su eficiencia en un 38%, según ha asegurado Frank Frankovsky, vicepresidente de diseño de hardware y de operaciones de la cadena de suministro de la red social.

Facebook decidió embarcarse en la aventura del open source hace ya más de dos años, en abril de 2011, cuando un pequeño grupo de ingenieros de la compañía apostaron por el Open Compute Project en busca de medios para ampliar la infraestructura informática de la empresa de la manera más eficiente y económica posible.

Datacenter facebook

Sin duda, el almacenamiento es uno de los mayores desafíos de Facebook, por lo que la compañía ha trabajado duro para desarrollar sus sistemas de hardware y hacerlos más rentables y energéticamente eficientes, según nos cuenta ComputerWeekly. "Queríamos diseños de hardware open source y dejar de lado los bits innecesarios de metal y de plástico", explica Frankovsky, cada día más seguro del efecto positivo de estos sistemas sobre los costes y la eficiencia de los centros de datos de las empresas que los adoptan.

“Además, el software y el hardware de código abierto también ayudan a democratizar el acceso a los mejores servidores y tecnologías de almacenamiento”, asegura. "La iniciativa Open Compute es un proyecto liderado por el usuario con un enfoque centrado en tecnologías abiertas, que pueden ser de múltiples fuentes". En el caso de Facebook, es la propia compañía quien diseña sus propios servidores de bajo consumo de energía y desarrolla nuevas soluciones para mejorar la potencia del centro de datos y la eficiencia de enfriamiento a través de Open Compute.

Otra de las ventajas del hardware de código abierto es que éste puede ser compartido y mejorado. Los diseños creados por las diferentes compañías son puestos a la disposición de toda la comunidad, por lo que cualquiera puede utilizarlos o mejorarlos. "Nosotros compartimos nuestro modelo de centro de datos con toda la industria, por lo que cualquiera puede hacer sus sistemas más eficientes energéticamente", explica Frankovsky. "Sin duda, los beneficios de la apertura son muy superiores a los beneficios de mantener modelos de centros de datos privados".

Frankovsky también ha destacado otros beneficios del uso del hardware de código abierto, como la disminución de la tasa de errores de los centros de datos, debido a su mayor resistencia al calor y la humedad. Además, según Frankovsky, los diseños del proyecto Open Compute son aplicables a cualquier empresa, no sólo a los gigantes de internet como Facebook.

Sin embargo, el proyecto Open Compute no incluye a los gigantes de la nube como Google, Amazon, Apple o Microsoft . "No somos los primeros en construir un centro de datos energéticamente eficiente, pero sí somos los primeros en compartir el proyecto. Evidentemente, el aprendizaje podría ser mayor algunos de nuestros compañeros hicieran lo mismo", añade Frankovsky.

En la actualidad, el proyecto Open Compute ya cuenta con más de 1.500 participantes, entre ellos algunos nombres reconocidos como Rackspace, Intel, VMware, HP , Dell y ARM.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios