BAQUIA

Cómo prevenir la mala conducta de los empleados en las redes sociales

Reconozcámoslo. Nos hizo gracia ver como un empleado de Chrysler se burlaba públicamente de los conductores de Detroit a través de la cuenta oficial de la compañía en Twitter, o como dos empleados de Domino’s Pizza utilizaban los alimentos de manera, digamos poco ética, en un video de YouTube. Sin embargo, no debió de ser algo muy divertido para ambas empresas, que no sólo se vieron obligadas a despedir a estos empleados, sino que tendrán que arrastrar esta mancha en su reputación en las redes sociales por un tiempo.

                  Twitterchryslermanejo

Sin duda, una mala conducta por parte de los empleados de una empresa en las redes sociales puede suponer grandes dolores de cabeza para los propietarios del negocio. Mientras que antes los trabajadores solían descargar su descontento en el trabajo criticando a la empresa y a sus superiores con su círculo más cercano, las redes sociales han hecho que un simple tuit sea capaz de propagarse por todo el mundo en cuestión de horas.

Para que este tipo de comportamientos negativos entre los empleados no ocurra, es necesario crear una política que proteja a tu empresa de estos posibles problemas en los medios de comunicación social. Un artículo publicado en Socialnomics aconseja construir esta política en conjunto con el equipo de empleados para asegurarse de que cubre todas las necesidades. En el equipo deberían estar incluidos el CEO de la compañía, el director de recursos humanos, el director de marketing, el director de TI y todo el personas directamente implicado en las redes sociales de la empresa.

A continuación, es conveniente crear dos directrices diferentes, una general y otra más específica. Mientras que centrarse en una sola red social puede ser perjudicial, también lo es ser demasiado general, ya que puede dar lugar a confusiones. Por ello, es necesario crear una política general que defina algunos aspectos como quién podrá publicar contenido en los perfiles de la empresa, qué podrá publicar y cómo podrá interactuar con los seguidores. También es imprescindible crear conjuntos separados de directrices más específicas para cada red social.

También es necesario asegurarse de que todos los implicados entienden las normas legales específicas de la industria (la HIPAA en la industria de la salud, la FERPA en la de la educación, etc). Si tu negocio esta sujeto a estas normas en el mundo off line, también lo estará en las redes sociales.

Por último, también debemos tener en cuenta que la Ley Nacional de Relaciones Laborales establece algunos derechos para los empleados en cuanto a su actividad en las redes sociales, y tratar de restringir alguna de ellas podría ser un gran error. Por ejemplo, todos los empleados tienen derecho a discutir las condiciones de trabajo con sus compañeros, y esto también incluye las conversaciones que puedan tener lugar en Facebook o Twitter.

Y tú, ¿estás satisfecho con la política de protección en los medios de comunicación social de tu empresa?
 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios