BAQUIA

La velocidad sí que importa: optimiza tu tienda online

La mayoría de los portales de ecommerce continúan sin ser conscientes de la importancia de tener una buena velocidad de carga en su página web. Según una encuesta de Strangeloop realizada entre 2000 portales de e-commerde, en 2012 los sites fueron un 9% más lentos que en 2011.

La velocidad de una tienda online es un factor importante para el SEO. Los motores de búsqueda como Google penalizan a las páginas más lentas, por lo que nuestro posicionamiento en los buscadores dependerá directamente de nuestra velocidad de carga. Fallar en esto implica fallar en nuestra presencia y relevancia online. De hecho, entre dos páginas web de igual posicionamiento, Google dará preferencia a la más rápida.

Pero, algo más importante que el SEO es la experiencia de compra de nuestros clientes. Según un informe de Riverbed Technology sobre el comportamiento de los consumidores europeos en las compras online, estos tienen cada vez unas expectativas más altas a la hora de comprar en Internet. La velocidad es uno de los factores primordiales en la experiencia de compra del usuario. Todo lo demás, el diseño, los módulos, la configuración, usabilidad, etc…se subordina a este aspecto técnico. Según el estudio, el 46% de los compradores abandonaría una compra en una tienda si la página web se cargara con demasiada lentitud. Para el 35% de ellos, diez segundos es el límite, y no dudarían en abandonar la transacción si éste se sobrepasase.

Slow-website

Además, el 70% de los compradores asegura que las transacciones online lentas les provocan ansia sobre el éxito de una transacción, y el 19% llega incluso a enfadarse. Para un tercio de los encuestados, las compras online pueden llegar incluso a ser más estresantes que las compras en una tienda física. Por otro lado, seis de diez dicen que se lo pensarían dos veces antes de volver a comprar en un sitio web si éste se cayera durante una compra, y el 7% se quejaría de una experiencia pobre en las redes sociales.

Por lo general, los problemas de velocidad en un portal de e-commerce suelen llegar cuando la página aumenta su número de visitantes. Cuando esto ocurre, migrar a un nuevo servidor más eficaz puede ser una buena alternativa. Sin embargo, también podemos llevar a cabo algunas mejoras en la optimización de nuestra web sin cambiar de servidor (y ahorrarnos así unos cuantos euros):

– Optimiza las imágenes. Procura escoger siempre un formato de archivo apropiado para web, y evita utilizar más imágenes de las necesarias jugando con la plantilla HTML. Por lo general, las imágenes suelen ocupar la mayoría del peso de la portada y las páginas internas. Intenta siempre conservar el peso de tus páginas por debajo de los 400kb.

– Unifica ficheros pequeños. No es lo mismo cargar un archivo de 100kb que 100 archivos de 1kb. La carga de archivos pequeños implica un gran número de peticiones independientes que no se llevarán nada bien con las conexiones más lentas.

– Revisa qué es lo que sucede en tu web. En la mayor parte de ocasiones, es posible aumentar la velocidad con acciones muy simples. Basta con revisar, por ejemplo, si tenemos algún plugin o script de más, intentar reducir el número de consultas o comprimir el CSS.

– Utiliza una caché. De esta manera, reduciremos de manera considerable el número de peticiones PHP al servidor y todo cargará mas rápido al no tener que servir a cada visita todo el contenido. Además, será algo imprescindible en el caso de que nuestra web reciba una avalancha de visitas inesperada. Sin embargo, la mayor desventaja de esto es que el contenido activo podría no actualizarse de forma correcta. Por ello, lo ideal sería encontrar un equilibrio para lograr la optimización sin que los usuarios perciban este retraso.

– Piensa simple y acertarás. Debemos tratar de complicarnos lo menos posible con el lenguaje de programación. De esta manera ahorraremos muchas horas de depuración o inconsistencia entre navegadores. Bucles correctamente ejecutados, funciones correctamente utilizadas y no utilizar programación para lo que no es necesario, también ayudará a reducir la velocidad de carga.

Y tú, ¿cómo optimizas la velocidad de tu página web? ¿Llevarás a cabo alguna mejora especial en la temporada de Navidad para prevenir el aumento de los tiempos de espera provocado por un aumento elevado de las visitas a tu tiuenda?
 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios