BAQUIA

La importancia de permitir diferentes formas de pago en tu tienda online

No cabe duda de que los inicios en el mundo empresarial son siempre duros. La apertura de una tienda online tampoco es una excepción. Incluso antes de abrir nuestro portal de ecommerce al público, nos surgirán un sinfín de dudas y preguntas sobre sus características y su funcionamiento. Una de las más habituales es la tarea de decidir cómo cobraremos a nuestros clientes.

Lógicamente, esto dependerá, entre otras cosas, de la flexibilidad de la plataforma que estemos utilizando para construir nuestra tienda online. Si te has decidido por crear tu tienda online con 1&1, debes saber que podrás incorporar una gran variedad de formas de pago para tu comercio. Entre las opciones disponibles, destacaremos las tres que, a día de hoy, se consideran imprescindibles para no perder a un perfil determinado de clientes.

– PayPal

Probablemente se trate de una de las formas de pago favoritas para los usuarios de Internet por su rapidez, su comodidad y sobre todo su transparencia. PayPal nos ofrece una especie de pasarela de pago, similar a la que ofrecen los bancos en sus TVP virtuales (Terminal de Venta al Público), sólo que para utilizar estos últimos como método de pago es necesario un contrato específico entre la entidad bancaria y la tienda online que puede no encontrarse disponible para las tiendas online de reciente creación.

Sin embargo, PayPal es una alternativa muy fácil de implementar, y podremos comenzar a recibir pagos de forma sencilla. Además, PayPal gestiona las operaciones al instante, sin compartir información financiera con el destinatario. Los usuarios clientes no tendrán que contar obligatoriamente con una cuenta de PayPal, ya que esta admite el pago con tarjetas Visa, MasterCard, Maestro o American Express. Si el cliente ya tiene una cuenta, bastará con indicar su correo electrónico y su contraseña para efectuar el pago.

A pesar de ser una de las formas de pago más imprescindibles para las tiendas online, PayPal comparte con los TPV bancarios la desventaja de ser algo cara para el comerciante, ya que deberemos pagar un porcentaje importante de cada transacción. Eso sí, implementar el servicio es gratuito y no tiene ningún tipo de cuota mensual.

– Por transferencia

Esta suele ser la forma de pago más interesante para el comerciante, ya que es un método limpio y casi exento de gastos para la tienda online. Sin embargo, es una de las menos utilizadas por los usuarios del ecommerce. Además, el comerciante siempre corre el riesgo de que la compra no sea pagada con esta forma de pago. Muchos usuarios escogen sus productos y rellenan sus datos de contacto y dirección de envío para formalizar la compra, pero finalmente nunca llegan a realizar la transferencia. Una de las principales razones de esto es que se trata de un método “frío” y poco inmediato, que hace que se pierda el impulso inicial de compra de los clientes.

– Contra reembolso

Al contrario que las transferencias, el contra reembolso es una de las formas preferidas para los compradores, pero la más arriesgada para la tienda online, ya que en muchas ocasiones el cliente se niega a recibir y pagar el paquete, causando la pérdida de tiempo y dinero para la tienda.

Aunque en otros lugares se trata de un método desfasado, aún sigue siendo bastante común en nuestro país. Esto es porque aún existen muchos usuarios que desconfían de las compras por Internet. Aunque se trata de un método más caro para el cliente (que tendrá que abonar un plus por este servicio), éste tendrá una garantía total, ya que no deberá pagar por la mercancía hasta el momento en que la reciba, ni tampoco tendrá que revelar los datos de su tarjeta.

Se trata de un método recomendable para aquellas tiendas de reciente creación, que aún no tengan una gran reputación, y que necesiten ganarse la confianza de sus clientes.

En 1&1 podemos activar fácilmente cualquiera de esta tres formas de pago desde la configuración de nuestra Tienda Online, en la opción “Formas de pago” y pulsando sobre el botón “Nuevo”. A continuación deberemos rellenar los datos pertinentes: información que aparecerá en la web, requisitos que deberá cumplir el cliente, importe mínimo o máximo de compra, etc.

Sin duda, lo más recomendable será que instalemos tantas formas de pago en nuestra tienda online como nos sean posibles. Debemos ser capaces de adaptarnos a las preferencias de cada uno de nuestros clientes para perder el mínimo número de ventas posibles y evitar el “abandono de carritos”. Eso sí, en lo que a nosotros se refiere, saldremos ganando más con algunas formas de pago que con otras. Una buena idea para intentar fomentar el uso de las formas de pago más interesantes para nosotros son los descuentos por utilizar ese método. Así, todos ganamos. Y tú, ¿qué formas de pago tienes disponibles en tu tienda online? ¿Cómo sueles pagar tus compras por Internet?
 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios