BAQUIA

Quitarle el caramelo a un niño

Se me rompe el corazón cada vez que tengo que decirle a alguién que su "gran negocio" no se sostiene por multitud de razones. Ojo! a veces me equivoco, pero, en la mayoría de los casos, es tan obvio que tengo que explicarles que están perdiendo el tiempo.

Que decepción! donde creían tener una modelo ganador les acabo de decir -incluso demostrar en muchos casos- que lo que tienen es un "pato cojo". La cara de pasmo que se les queda me duele directamente. Me encantaría poderles decir lo contrario pero estaría siendo un impulso hacia un abismo cierto.

Podéis decir que ¿Quien soy yo para opinar? En realidad, hay que modelos que parecen imposibles que, con el tiempo, se muestran ganadores y al contrario, por eso soy muy cauto y solo doy opiniones razonadas y razonables para que el/la emprendedor/a lo analicen. Casi siempre, el problema es que no han estimado realmente la dificultad de llevar a cabo lo que proponen. En unos casos hay que desarrollar una tecnología muy costosa y en otros hay que disponer de montañas de dinero para el marketing, ambas cosas que son difíciles de financiar en España.

Desde aquí mi más sincero "perdón" a todos los/las emprendedores/as a los que he dicho que no pierdan el tiempo con su proyecto.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios