BAQUIA

La Pyme española sigue sin estar bien protegida frente a las amenazas de Internet

Los datos obtenidos de la encuesta indican que todavía hay muchos aspectos a mejorar. Según palabras de Pablo Teijeira , Country Manager de Sophos Iberia, “Resulta relevante que, a pesar de que la PYME española cuenta con sistemas de seguridad instalados y actualizados, 6 de cada 10 hayan sufrido algún tipo de infección o pérdida de datos”; y añade “las empresas saben que deben protegerse, pero necesitan aprender cómo deben hacerlo para maximizar la efectividad de sus sistemas de protección.”
La concienciación sobre la importancia de la seguridad informática está bastante extendida entre las empresas españolas. Un 68,29% de ellas dice contar con una persona dedicada a la seguridad informática. Además, en el 48,78% de ellas los empleados reciben formación sobre seguridad informática y el 71,95% tiene establecidas unas políticas de seguridad corporativas.
El sistema de seguridad más empleado por las empresas españolas es el antivirus con un 97%, seguido del cortafuegos con un 94,67%, el antispyware 84 %, y el antispam 69,22%; siendo la protección de los dispositivos móviles lo menos usado (22,67%).
En el estudio se observa que las amenazas que más han afectado a la Pyme española han sido las infecciones por virus, troyanos y gusanos (94,02%), el correo no deseado (69,04 %), y el spyware (45,25%). El medio de entrada más empleado para los ataques ha sido el correo electrónico (65,89%), la navegación web (53,91%), y las descargas (33,94%).
La inversión económica no parece ser un obstáculo, ya que casi el 60% de las empresas españolas invierten más de 1.000 euros al año en seguridad. Además, el 39,02% de ellas ha aumentado el presupuesto en seguridad informática respecto al año anterior.
La conclusiones del estudio para Sophos son muy claras “Las empresas saben que deben protegerse y por ello destinan un presupuesto acorde a sus necesidades cada año, pero no realizan esa inversión correctamente. Utilizan sistemas de protección obsoletos, se olvidan de proteger los nuevos dispositivos que forman parte del día a día de la empresa y realizan inversiones en sistemas que realmente no necesitan, dejando vulnerables otras vías de entrada de intrusos.”
Si a pesar de la inversión y la concienciación, los incidentes siguen siendo elevados, se podrían buscar las causas en la flexibilidad a la hora de aplicar las políticas de seguridad, y en que aunque los usuarios estén informados sobre las amenazas actuales, no aplican las recomendaciones, y son víctimas de ataques logrados mediante ingeniería social.
Desde las empresas de tecnología especializadas, podemos contribuir a mejorar la defensa de la seguridad proponiendo soluciones adecuadas en los puntos más vulnerables, y ofreciendo servicios de vigilancia de la seguridad de los distintos sistemas y dispositivos informáticos mediante los servicios de seguridad gestionada.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios