BAQUIA

Utilizar las redes sociales corporativas como estrategia empresarial

En la actualidad nosotros somos parte de un entorno tecnológico que busca unificar tareas y relacionar personas con intereses en común, y aunque ya conocemos cuales son las redes sociales tradicionales, existen más categorías relacionadas con temas que no suelen ser de interés para todas las personas, pero si para un grupo muy específico.

Las redes sociales corporativas, se han vuelto una moderna y accionable manera de controlar las actividades de los empleados, generando relaciones de compañerismo y sobre todo apoyando a que los empleados puedan hacer de su trabajo, algo productivo.

De inicio, las redes sociales corporativas cumplen las mismas funciones que una red social en Internet, pero se convierten en herramientas de trabajo que colaboren en el día a día de la empresa, integrando departamentos, trabajadores y directivos que compartan ideas de mejora, celebraciones de éxitos y errores en los fracasos que se pueden mejorar y corregir. Su principal objetivo también es el reto al que se enfrentan, el cual consiste en ayudar a que de manera interna las empresas se vuelvan competitivas, colaborando y generando ideas para implementar, basadas en los estándares que las redes sociales en Internet han impuesto pero redefiniéndolas y adaptándolas para el sector corporativo.

Estas herramientas están diseñadas exclusivamente para su uso dentro de la organización, ya que su interfaz es empresarial y cuenta con opciones específicas que la persona encargada de manejarlas diseña para que conjuguen con la cultura organizacional. Al usarlas se puede prevenir baja productividad en el área laboral, mejorando los resultados individuales de los trabajadores que en conjunto ayudan a cumplir las metas y objetivos organizacionales.

La información siempre estará disponible para consulta, ingresando a la página web o aplicación desde cualquier dispositivo con Internet mediante una cuenta empresarial previamente dada de alta y así conocer las actividades desarrolladas, las felicitaciones por buen desempeño o las sugerencias para mejoras. A los directivos, estas herramientas les sirven como parte de su método de control del personal, monitoreando lo que se dice del empleado y su trabajo.

Los beneficios que suelen presentarse al implementar esta nueva herramienta organizacional radican en la optimización de recursos como tiempo, dinero y el factor humano de la organización. Pueden colaborar en la comunicación interna, para agilizar la información entre trabajadores y tener un proceso de comunicación fluido, sin juntar elementos internos con aquellos externos a la empresa pero que también le afecten. Además, su fácil uso entre departamentos puede lograr una mayor vinculación entre el personal, sin importar el grado de jerarquía que exista, generando un sentido de pertenencia.

Un claro ejemplo de una Red social corporativa exitosa es Zyncro, que actualmente es líder en este tema. Su simplicidad y moderno diseño hacen que sea la opción preferida por los empresarios. Su plataforma con varios idiomas disponibles la hacen la ideal para empresas multilingüe. 

Contar con estrategias en donde se incluyan aspectos tecnológicos e innovadores de mejora, lo integrará al círculo de organizaciones que buscan superarse y convertirse en tendencia, utilizando actualmente tablets o smartphones de cualquier marca que favorezca siempre la interacción en tiempo real. Así que estés o no en la oficina, podrás estar siempre comunicado con tus compañeros, ya sea para consultar dudas o agendar trabajos en conjunto. 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios