BAQUIA

Payleven y iZettle: dos herramientas de pago móvil que nos facilitarán la vida en Navidad

La Navidad, esa maravillosa época del año rebosante de ilusión, espíritu navideño y… ¡gastos! Regalos, cenas y comidas inundan las páginas de diciembre en nuestra agenda. Por lo general, solemos sacar nuestra cartera del bolsillo con una sonrisa en la cara, al fin y al cabo, ¡es Navidad! Sin embargo, más que nunca en estas fechas, nos encontramos con un par de situaciones algo embarazosas, que fácilmente podrían haberse solucionado de contar con las herramientas adecuadas.

Situación 1:

— No tengo suelto, ¿me adelantas el dinero para comprar el regalo de mamá?

¡Que remedio! El regalo tiene que estar mañana mismo bajo el árbol y no hay tiempo para andar haciendo cuentas. Pero claro, entre unas cosas y otras, es muy probable que acaben “dandote las uvas” antes de que recibas de vuelta tus 10, 20 o 50 euros.

Situación 2:

Vas paseando tranquilamente por uno de esos mercadillos navideños que adornan el centro de cualquier ciudad. De repente, encuentras el regalo perfecto para alguien. Es original, divertido y, además, bastante económico. Hablas con el dueño del puesto y te dispones a pagar, pero para tu sorpresa, no aceptan tarjetas. Con todo el bullicio, ir en busca de un cajero automático y regresar al mismo punto te resulta bastante poco apetecible. Finalmente, el regalo ideal se queda y tú te vas.

 

No hace falta pensar demasiado para darnos cuenta de que hubiera existido una solución eficaz para ambas situaciones: el pago móvil. En las últimas semanas han llegado a la redacción un par de notas de prensa de herramientas de pagos móviles muy aptas para solucionar los dos problemas mencionados.

Sería genial poder recuperar al momento el dinero que adelantamos para los regalos colectivos, ¿verdad? Sin necesidad de transferencias o los típicos “ya te lo devuelvo cuando te vea”. Con Payleven es posible. Se trata de un servicio que ofrece un lector de tarjetas móvil con Bluetooth denominado Chip & PIN, que opera a través de una aplicación en el Smartphone o tablet, lo que permite al usuario aceptar pagos con tarjeta donde y cuando quiera. Además, es compatible tanto con Android como con iOS y funciona a través de 3G, Wi-Fi o GPRS, por lo que no necesitaremos una conexión fija a Internet.

Payleven_kaffee_2_web_de

Pero, ¿en qué se diferencia este tipo de servicio con un lector de tarjetas tradicional? Fácil, Payleven no comporta cuotas mensuales, contratos de permanencia, o gastos mínimos típicos de los datáfonos que ofrecen los bancos y otras compañías. Sólo es necesario descargarse la aplicación gratuita en un dispositivo móvil y, eso sí, adquirir el lector de tarjetas de su web. Esto lo convierte en una solución atractiva tanto para particulares como para autónomos y pequeños comerciantes.

Otra alternativa es iZettle, que también permite al usuario aceptar pagos a través de un smartphone o tableta de forma sencilla y segura. Para su campaña de Navidad, han trabajado en incorporar este servicio en los puestos de algunos de los mercadillos navideños más concurridos. De esta manera, el pequeño comerciante evitará perder ventas, y los consumidores no tendremos que renunciar a adquirir alguno de sus productos por un motivo tan tonto como es el no poder pagar con tarjeta.

En resumen, se trata de dos alternativas sencillas, seguras y sobre todo económicas. Recuerdo una breve conversación que mantuve con el dueño de un pequeño comercio de mi barrio en el que no aceptaban pagos con tarjeta. “Si tuviera que aceptar el acuerdo con el banco para tener un datáfono en la tienda, tendría que vender el doble para compensar las pérdidas”. Sí, quizás fuera algo exagerado, pero es cierto que supone un paso muy a tener en cuenta por las pequeñas empresas, que deben escoger entre perder un porcentaje importante de sus beneficios o perder directamente alguna que otra venta.

Por suerte, cada vez encontramos más opciones que permiten tanto a los comerciantes como a la sociedad en general avanzar hacia el futuro evidente: los pagos sin efectivo. Y tú, ¿conoces otras alternativas de pagos móviles? ¿Te verías capaz de llevar un lector de tarjetas en el bolsillo?
 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios