BAQUIA

El gobierno español aprueba la Estrategia de Ciberseguridad Nacional

En los últimos años se ha visto como los gobiernos e instituciones públicas de todo el mundo han tomado conciencia sobre las amenazas y la seguridad del ciberespacio. Países de nuestro entorno como Alemania, Francia, Reino Unido y EEUU han ido creando sus propias estrategias; incluso la Unión Europea tiene también la suya propia, que presentó a principios de 2013. En el caso de España, la Estrategia de Ciberseguridad Nacional se adopta al amparo y alineada con la Estrategia de Seguridad Nacional de 2013, que contempla la ciberseguridad dentro de sus doce ámbitos de actuación.
La Estrategia de Ciberseguridad Nacional responde a la creciente necesidad de preservar la seguridad del ciberespacio por su enorme repercusión en cuestiones que afectan a la seguridad nacional, así como a la competitividad de nuestra economía y, en general, al progreso y prosperidad de nuestra sociedad.
El Consejo de Seguridad Nacional, consciente de la importancia de la ciberseguridad, y comprometido con el desarrollo de la Sociedad Digital, ha impulsado la elaboración de la Estrategia de Ciberseguridad Nacional con el fin de dar respuesta al enorme desafío que supone la preservación del ciberespacio de los riesgos y amenazas que se ciernen sobre él.
La Estrategia de Ciberseguridad Nacional se articula a través de las siguientes Líneas de Acción:
1.- Capacidad de prevención, detección, respuesta y recuperación ante las ciberamenazas
2.- Seguridad de los Sistemas de Información y Telecomunicaciones que soportan las Administraciones Públicas
3.- Seguridad de los Sistemas de Información y Telecomunicaciones que soportan las Infraestructuras Críticas
4.- Capacidad de investigación y persecución del ciberterrorismo y la ciberdelincuencia
5.- Seguridad y resiliencia de las TIC del sector privado
6.- Conocimientos, Competencias e I+D+i
7.- Cultura de ciberseguridad
Es importante destacar que en la Estrategia se define la estructura orgánica de la ciberseguridad; aspecto que venía siendo necesario debido a la diversificación de competencias, compartidas y repartidas entre diferentes Ministerios, que existía hasta ahora; y que suponía un cierto factor de riesgo. Bajo la dirección del Presidente del Gobierno, la estructura se compone de tres órganos
1.- El Consejo de Seguridad Nacional
2.- El Comité Especializado de Ciberseguridad
3.- El Comité Especializado de Situación
La presidencia del Consejo de Ciberseguridad tendrá periodicidad anual, y será rotatoria entre representantes de los Ministerios de la Presidencia, del Interior, de Industria, Energía y Turismo, de Defensa y de Asuntos Exteriores y de Cooperación.
Esta alternancia en la dirección, a priori no parece muy beneficiosa debido a que en tan sólo un año no es muy probable que se puedan llevar a cabo las medidas que se adopten. A pesar de ello, la aprobación de la Estrategia española es una excelente noticia ya que es el primer paso para poner en práctica las líneas de acción que faciliten la seguridad española a distintos niveles. Desde la protección a nivel militar, pasando por la seguridad de la empresa privada, mediante la prevención del espionaje industrial; y también la preservación de la seguridad del ciudadano, por ejemplo, a través de la protección de las infraestructuras críticas.  


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios