BAQUIA

Groopify, un nuevo concepto de club social basado en las quedadas en grupo

Que si al final siempre acabamos en el mismo bar con la misma gente, que si me han destinado a una nueva ciudad por trabajo y no conozco a nadie, que si estoy harto/a de no pisar otro lugar diferente a casa o la oficina entre semana… Probablemente todos nos hayamos encontrado alguna vez en una de estas situaciones. Así lo confiesan Alejandro Coca, Miguel García-Santesmases y Pablo Viguera, tres jóvenes emprendedores que decidieron juntar sus experiencias y su conocimiento para poner solución a estos problemas.

¿No sería genial poder encontrar un nuevo grupo de amigos con el que poder pasar un buen rato junto con los amigos que ya tienes? Desde hoy eso ya es posible gracias a Groopify, una iniciativa de estos tres madrileños con gran motivación, empuje e ilusión, y además, amigos de toda la vida. Si a estas cualidades, fundamentales a la hora de animarse a montar un proyecto, les sumamos una excelente preparación de cada uno de ellos, y una tremenda facilidad para complementarse entre los tres, no es de extrañar que salga algo muy bueno.

Groopify, que ha abierto hoy mismo sus puertas a todo el público, es una especie de nuevo concepto de club social cuyo objetivo es poner en contacto a distintos grupos de amigos que no se conocen entre sí, traspasando las barreras del mundo 2.0 y por medio de quedadas en la vida real.

Groopify_imagen_1

Por el momento, las quedadas o groopifys, como ellos las llaman, reunirán a dos grupos de tres amigos, compuestos cada uno sólo por chicas o chicos. Para empezar a disfrutar de los groopifys tan sólo hay que registrarse vía Facebook a través de su página web, dando acceso a los “match-makers” a la información de vuestros perfiles (tranquilo, es sólo para que puedan conoceros mejor y encontrar un grupo cuyos miembros compartan vuestros mismos intereses). Cuando Groopify encuentre un grupo de amigos con los que tengáis conexión, solicitará a cada miembro de ambos grupos que abone a través de la web el precio de la primera consumición del local donde vayan a quedar. De esta manera, ¡también evitamos que alguien acabe dándonos plantón! Por último, los dos grupos son citados en el día y hora acordados en un lugar especialmente seleccionado para ellos. Y eso sí, a partir de la primera ronda, ¡todo depende de vosotros!

De esta manera, podrás conocer gente nueva sin nada que perder. Al fin de cuentas, siempre estarás rodeado de dos buenos amigos. Además, con Groopify te aseguras de no cometer un error a la hora de elegir el lugar de quedada, ya que cuentan con una gran red de locales asociados en Madrid, Barcelona y Valencia (por el momento el servicio sólo está disponible en estas tres ciudades) de distintos ambientes y estilos.

Por ello, los groopifys no son sólo un buen plan de “afterwork”, sino también una alternativa a las incómodas citas a ciegas uno a uno tradicionales o las multitudinarias quedadas en torno a una temática concreta a las que uno suele acudir solo.

En mi opinión, se trata de una genial idea basada en el concepto de quedada en grupo, que además ya ha cosechado grandes éxitos en Estados Unidos. Con Groopify, Alejandro, Miguel y Pablo se convierten en los pioneros en España. Desde aquí les mando todo mi ánimo y mis mejores deseos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios