BAQUIA

Y Lenovo compró Motorola…¿apaga la bomba de Android o sólo retrasa la explosión?

motorola-lenovo.jpg

Hace poco menos de un mes, leíamos sobre los peligros de las decisiones de ha estado tomado Google en cuanto a la gestión de Android, actuando cada vez de una forma más unilateral y convirtiendo al conocido sistema operativo para móviles en una bomba a punto de explotar.

Y lo cierto es que antes de que se publicara este artículo, ya habíamos comentado el extraño paso que dio Google con la adquisición de Motorola hace un par de años, poniéndose en una incómoda situación frente a los fabricantes de móviles.

Repasemos de forma rápida:

1. Apple es el principal competidor al que Android quiere hacer frente.
2. Apple se posicionó claramente desde un primer momento: un sólo tipo de dispositivo fabricado por él mismo. Estandarización total que resuelve de forma eficaz la cuestión de la (única) experiencia de usuario. Las apps siempre funcionan igual en cualquier iPhone. A diferencia de Android, donde el rendimiento dependerá siempre del modelo de terminal que hayamos elegido y de sus especificaciones técnicas.
3. Google ofreció Android a los fabricantes como una plataforma para móviles, abierta, gratuita y moderna. Capaz de hacer frente a un sistema nuevo como iOS.
4. Los fabricantes, estaban muy fragmentados, algunos (como Nokia o SonyEricsson) seguían apostando por la (obsoleta) robustez de Symbian, otros probaban nuevas apuestas como BaDa,… Cada uno avanzaba en una dirección, con un formato, un mercado de apps y unas características diferentes. Poniéndole las cosas muy sencillas a iOS para ir ganando cuota de mercado. La llegada de Android suponía un soplo de aire fresco en el panorama.
5. Google, elige para cada modelo “oficial” (sus Nexus) a un fabricante (primero fue HTC, luego Samsung y actualmente LG), pero lo pone a la venta por un precio muy inferior al que los fabricantes ofrecen los equipos de la misma categoría. Lo cual no sienta muy bien en el mercado porque compite de forma “poco limpia”, compensando las pérdidas por el terminal con los beneficios de la tienda de apps o de otros departamentos.
6. Google compra Motorola, y aquí es donde salta la liebre como suele decirse. ¿Fabricará Google a partir de ahora sus propios terminales dando la espalda al resto de fabricantes? Los rumores comienzan a ser cada vez más evidentes, aunque Google se defiende argumentando que simplemente le interesan las patentes. Cada vez más, los fabricantes hablan de “sus propios sistemas”, no sólo Samsung o LG, Nokia decidió apostar por Symbian en un primer momento, Meego a continuación para acabar decantándose por Windows Phone como paso previo a su compra por parte de Microsoft.

Motorola-lenovoFinalmente tras casi 2 años, a finales de enero de 2014, Lenovo aparece en escena adquiriendo Motorola (excepto las patentes que se quedan en Google), y a priori enfriando la “patata caliente”.

Esta jugada de Google nos ha pillado bastante por sorpresa, por una parte vende por algo menos de 3.000 millones de dólares, una empresa que compró en 2012 por casi 12.500 millones de dólares ¿tanto valen las patentes?

No quiero dudar de la capacidad de estrategia de un gigante como Google, y esta adquisición encaja muy bien con los planes de expansión de Lenovo, que hace tan sólo unas semanas anunciaba la compra de los servidores x86 de IBM.

Aún así, me da que pensar ¿Realmente los planes de Google eran desde un principio quedarse sólo con las patentes de Motorola y vender el resto?

Si miramos los pasos dados hasta ahora por el gigante de internet, podemos pensar que todo estaba bien planeado, sin embargo, el hecho de que en menos de dos años haya vendido su compra más sonada por casi una sexta parte de lo que pagó, me sugiere que tal vez se haya acelerado el plan de venta tras el nerviosismo de los fabricantes. Y por supuesto el interés de Lenovo no ha podido ser más oportuno.

Por supuesto las reacciones no van a ser instantáneas, y ninguno de los implicados admitirá prisas o errores de cálculo en sus estrategias, de la misma manera que los fabricantes de móviles no van a cancelar sus planes de tener más sistemas operativos y volver a la sombra de Android. Ya le han visto las orejas al lobo. 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios