Los 10 mandamientos del marketing de contenidos

Por mucho que lo pueda parecer, generar contenido online no es sencillo. Requiere conocer perfectamente al nicho al cual nos dirigimos (sus características, sus necesidades, en qué canales se encuentran, etc.), y una vez hecho esto, comenzar a crear contenido que además de impulsar los valores de nuestra empresa o guardar algún tipo de relación con nuestra marca, sea de interés para nuestros clientes.

No obstante, este gran esfuerzo viene seguido de una recompensa. Cuando un usuario descubre un canal que constantemente le ofrece contenido acorde a sus intereses lo seguirá visitando. Y si contamos con una buena estrategia, esta visita podría convertirse en lead, el lead en cliente y el cliente en promotor de nuestra marca. Este es el objetivo del marketing de contenidos. Si aún andas algo verde en esta materia, o si quieres asegurarte de que estás llevando a cabo una estrategia efectiva, no te pierdas los diez mandamientos del marketing de contenidos.

Content marketing

1. El contenido guardará siempre algún tipo de relación con las necesidades de nuestros clientes.

Vale, el objetivo de una estrategia de marketing de contenidos no es vender. Nuestro contenido no es un spot publicitario, eso ya lo sabemos. Sin embargo, nuestros lectores siguen siendo nuestros clientes actuales o potenciales, y por lo tanto, este contenido debe estar siempre orientado a sus gustos, intereses y necesidades, de forma que les ayude en sus decisiones de compra. Una buena idea es tratar temas relacionados con nuestro sector, información sobre eventos de interés, comparativas de productos (porque sí, la competencia está ahí, y no sirve de mucho ignorarla), y en general, cualquier tema que nos toque de cerca, eso sí, sin caer jamás en el “autobombo”.

2. También será acorde a las características de nuestro público.

Las marcas deben esforzarse por conocer lo mejor posible a sus clientes. Además del propio contenido, existen otras características que deberemos cuidar para acercarnos más a nuestro público. Por ejemplo, el lenguaje. Un lenguaje demasiado técnico podría resultar incomprensible para muchos de tus lectores. Sin embargo, en el caso de que tus clientes potenciales sean especialistas, utilizar terminología específica te ayudará a conectar mejor con ellos.

3. Nuestro contenido será novedoso, original y estimulará la curiosidad del cliente.

De nada sirve copiar a nuestros competidores, o a los líderes del sector. Trata de crear siempre tu propio contenido, original y valioso. Por otro lado, ¡nadie ha dicho que el contenido sea sólo texto! Aunque, evidentemente, la publicación de posts en un blog es la forma más común en un plan de marketing de contenidos, existen los videos corporativos, las imágenes y las infografías. Este tipo de contenido alternativo puede ser mucho más útil para atraer tráfico a tus soportes. Al fin y al cabo, una imagen vale más que mil palabras.

4. Prestarás atención al equipo encargado de desarrollar el contenido.

No sería la primera vez que se encuentra un error gramatical o de formato en el post de un blog de empresa. Se trata de aspectos meramente formales, pero que dicen mucho del esfuerzo y el interés que la empresa pone en este contenido, es decir, en llegar al cliente y en cuidar su imagen de marca. Si la propia empresa no supervisa sus contenidos, ¿quién se va a molestar entonces en leerlos?

5. Actualizarás tu contenido.

¿Hay algo más horrible que llegar por casualidad al blog de una empresa, y encontrarte con que no se ha subido un nuevo post desde hace dos o tres meses? En este caso, la empresa no sólo será penalizada con el desinterés de sus clientes, sino también por los motores de búsqueda, que irán relegando paulatinamente su sitio web a las últimas posiciones.

6. Establecerás un orden.

La desorganización es uno de los errores que más se repiten en las estrategias de marketing de contenidos. El marketing de contenidos requiere una constancia y una previsión de publicaciones, y necesitas contar con un calendario de contenidos si no quieres morir en el intento. Determina la periodicidad con la que subirás contenido nuevo, y también la forma en la que lo promocionarás. También es recomendable volver a promocionar contenido antiguo, utilizando nuevos textos o nuevas imágenes. Si planificas tu semana con promoción de contenidos nuevos y contenidos antiguos, podrás tener siempre el doble de contenidos sin tener que generar el esfuerzo que esto supone.

7. Favorecerás la interacción con el cliente.

Un contenido que se presente como una especie de verdad absoluta, sin dar oportunidad al debate o las opiniones, dejará de interesar a tus lectores. La comunicación debe ser siempre bidireccional, y fomentar la interacción entre tu empresa y el cliente.

8. Confiarás en el email marketing.

Además de ser una de las fórmulas de marketing más económicas para la promoción, es también una de las más eficaces. Recuerda que la espina dorsal del email marketing es el contenido, por lo que si éste es de calidad, y se combina con las correspondientes estrategias para conseguir una mayor repercusión de tu campaña vía email, los resultados serán muy positivos.

9. Honrarás a las redes sociales.

Promociona tus contenidos en aquellas redes sociales donde se encuentren tus clientes potenciales. No todo gira en torno a Facebook y Twitter, hay más redes sociales que te pueden ayudar a promocionar tus contenidos. Además, haz que sea fácil para tus lectores compartir tus contenidos, destaca bien los botones de compartir, que no queden escondidos. Un error es publicar lo mismo en todas las redes sociales. Trata de hacerlo de forma diferente, alargando o acortando el mensaje, o añadiendo fotografías. Y tampoco pienses que un contenido mediocre funcionará si lo promocionamos bien. Aunque la mona se vista de seda…

10. Tendrás en cuenta el SEO, pero con precaución.

Deberás llevar a cabo estrategias para mejorar tu posicionamiento, pero nunca olvides que escribes para personas, no para buscadores. Como explicamos en el primer punto, tus lectores siguen siendo tus clientes, y ellos son lo más importante.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios