Perfiles profesionales con futuro

Si bien hace algunos años el mundo estaba divido entre tecnófilos (amantes de las nuevas tecnologías y sus posibilidades) e incrédulos que aseguraban que “eso de Internet” era poco más que una moda pasajera, hoy en día son pocos los que mantienen esta segunda opinión. Una formación digital es, hoy en día, prácticamente tan necesaria como los idiomas de cara a encontrar un trabajo.

Y es que cada vez son más las grandes compañías que valoran incorporar a sus plantillas a un experto en marketing digital, un analista web, o un experto en e-commerce o big data; a pesar de que cualquiera de estas profesiones nos sonasen a chino hace poco más de un lustro. Si los últimos cinco años han sido un periodo clave para la aparición de estas nuevas profesiones, los próximos años tampoco van a quedarse atrás.

Profesiones futuro internet

¿Cuáles serán los perfiles profesionales más demandados en 2020? En Baquía, hemos seleccionado aquellos que nos parecen más interesantes:

Chief Technology Officers (CTO). Aunque este tipo de perfil profesional ya lleva algunos años en el panorama empresarial, será en la próxima década cuando las empresas comiencen a ser conscientes de su importancia y, sobretodo, aprendan a valorarlo como se merece. Se trata del encargado de aportar la voz técnica en la planificación estratégica de una compañía.

Actualmente, el perfil medio de un CTO no suelen tener más de 35 años y su sueldo anual se sitúa entre los 80.000 y los 100.000 euros. Aunque parezcan retribuciones desorbitadas, no lo son. Basta con compararlas con las de otros mercados europeos más maduros. Un profesional experto en SEM, por ejemplo, puede llegar a cobrar más de 120.000 euros anuales en Reino Unido, mientras que en España difícilmente alcanzaría los 60.000.

E-commerce manager. Es el encargado de interactuar con interlocutores y áreas 100% tecnológicas y el responsable de la generación de negocio online. Esta posición laboral se está convirtiendo en uno de los perfiles más demandados últimamente en las bolsas de empleo, ya que las empresas no sólo buscan “vender por Internet”, sino desarrollar todos los canales transaccionales digitales.

Al igual que en su momento ocurrió con el perfil del Community Manager, con el perfil del E-commerce Manager ahora existen grandes dudas en las empresas acerca de cuales deben ser sus funciónes y a quién debe reportar. Aunque un E-commerce manager deberá interactuar con áreas 100% tecnológicas, recurrir a perfiles de ingenieros, pensando que será fácil darles una formación de marketing y estrategia podría ser un gran error.

Responsable de marketing digital. Entre otras funciones, se dedica a elaborar, planificar, ejecutar y controlar la estrategia global de márketing online de una empresa. Sobran los motivos por los que este tipo de perfil profesional será fundamental en las empresas en los próximos años. Los expertos en marketing tradicional deberán renovarse, ampliando sus conocimientos sobre estrategias digitales o 360º, si no quieren ser uno más en la “escueta” lista de parados de nuestro país. Sin duda, este perfil es sólo apto para personas con una permanente voluntad de reciclaje y adaptación al medio, y no para “dinosaurios del marketing”.

Responsable de e-mobile. Si el marketing digital y el e-commerce serán dos áreas esenciales dentro de las empresas, el e-mobile tampoco se quedará atrás. Si es verdad eso de que “el futuro es móvil”, no tendría mucho sentido para las empresas no hacer nada por adelantarse a las tendencias en el diseño de aplicaciones, interfaces de usuario idóneas para este campo, etc.

Técnico experto en cloud computing. Será el encargado de liderar tanto el diseño como la administración y explotación de infraestructuras punteras de cloud compunting. Muy próximo a este perfil surge el de analista Big Data.

Analista Big Data. No basta con ser un “crack” de las mátemáticas para convertirse en el perfil ideal para desempeñar este puesto. El perfecto analista de esta tendencia tan en auge deberá también tener conocimientos de programación y ser un gran comunicador. Al fin y al cabo, debe ser capaz de encontrar el valor entre la maraña de datos online de su empresa.

Search engine optimization (SEO) y Search engine marketing (SEM). Estos profesionales se responsabilizan del posicionamiento en la red de una empresa y en los principales motores de búsqueda. La creencia de que, con crear una página web era suficiente para desarrollar la presencia de nuestra empresa en Internet, es cada vez menos compartida por los empresarios. Hoy en día casi todos sabemos que, si no apareces en Google, simplemente no existes. Y no, no basta con un par de trucos, el SEO es toda una labor de ingeniería. Esto, mezclado con los conocimientos técnicos de un experto en marketing daría lugar al perfil del SEM.

Planificador de identidad digital, o como se diría en inglés (que siempre queda mucho más “cool”) Digital identity planner). Es de sentido común que si Internet y las redes sociales siguen evolucionando, las empresas deberán invertir más tiempo y esfuerzo en cuidar su identidad digital. Por ello, es posible que muchas empresas recurran a este tipo de profesionales, en quienes confiarán una parte fundamental del negocio. De la mano de este perfil surge el Arqueólogo digital (Digital archaelogist), especializado en limpiar la identidad digital de personas o sociedades que en algún momento no han actuado correctamente.

Y tú, ¿cuáles crees que son las profesiones con más futuro? ¿Crees que es conveniente apostar por una profesión en pañales?
 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios