La reorganización de Telefónica

La última reorganización de Telefónica refuerza la figura del Consejero Delegado, José María  Alvarez-Pallete, que vuelve a tener la responsabilidad digital, ahora desde España. Tener más de 350 millones de clientes –a pesar de que Whatsapp tenga 450 millones de usuarios– no es algo que muchas empresas puedan mostrar, incluso a nivel mundial.

Y, si hay que hacer la diferencia, no es lo mismo usuario -gratuito en su mayoría- que cliente de pago regular mensual. JM Alvarez-Pallete, sin duda el ejecutivo español más digital en la cúpula del IBEX-35, lo sabe bien pero entiende que, precisamente en la migración de usuario a cliente está el gran peligro para Telefónica.

En este siglo digital la captación masiva de usuarios está vedada a los entornos con gran número de clientes porque la gratuidad de un entorno complica la cuenta de resultados del otro por mencionar solo lo más obvio. La creación de Wayra, un invento del Consejero Delegado, les ha proporcionado un entorno de experimentación único pero del que no es sencillo sacar grandes éxitos que puedan influir a corto plazo en la cuenta de resultados del Grupo.

La clave estará en saber superponer start-ups de largo recorrido, sin mezclarlas demasiado, con los negocios tradicionales de Telefónica pero consiguiendo que "generen nuevas áreas de negocio" , todavía por descubrir, que tengan el suficiente peso como para ser divisiones "semi-externas" de la propia Telefónica.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios