La encriptación a examen: ¿cómo es abordada por las empresas?

Cifrar o encriptar una información consiste en convertir un mensaje utilizando un algoritmo, dando lugar a un nuevo mensaje que no tiene relación lingüística o de significado con el original. De esta forma, una persona que no conozca el algoritmo empleado para la encriptación no podrá “traducir” el resultado final, es decir, no podrá acceder a la información que se encuentra en los archivos.

Encriptacion

¿Y qué aplicaciones tiene la encriptación? A nivel usuario resulta evidente. La encriptación nos ayuda a proteger nuestra información personal. Podemos encriptar los archivos de nuestro portátil o nuestro teléfono móvil para que ningún extraño pudiera acceder a ellos en caso de pérdida o robo.

En el caso de las empresas, la manera de abordar la encriptación es algo diferente, especialmente si estas están enfocadas a las comunicaciones vías Internet. Hace meses explotó la “noticia” de que las agencias de seguridad de varios países espiaban las conversaciones privadas que los usuarios tenían a través de diferentes plataformas de comunicación online. Fue entonces cuando las empresas comenzaron a preocuparse por el estado de su información en la red. Desde ese momento, cada vez son más las compañías que han empezado a adquirir soluciones que permiten cifrar o encriptar sus datos.

Si bien es cierto que la defensa contra el terrorismo justifica la presencia de este tipo de agencias de seguridad y su intervención en la red, esto perjudica gravemente a la privacidad de la información de los usuarios en Internet.

Razón por la que los gigantes tecnológicos más fuertes han comenzado a ponerse las pilas en esta materia. Según una encuesta realizada hace unos meses por la EFF (Electronic Frontier Foundation) sobre los tipos de protocolos que utilizan estas compañías de Internet, Google, Dropbox, SpiderOak y Sonic.net ya implementan actualmente cinco de las cinco mejores prácticas de encriptación disponibles.

Crypto-survey-graphic

También han destacado los la iniciativa de Yahoo, que va a encriptar todos sus servicios online en los próximos meses, o la de Twitter, que ya ha confirmado que ha empezado el proceso para encriptar más la información de sus centros de datos.

"Estos proveedores de servicios han dado un paso importante hacia la protección de los usuarios contra la incautación sin orden judicial de su información. Al habilitar el cifrado a través de sus redes, los proveedores de servicios pueden hacer más difícil la vigilancia de puerta trasera, lo que obliga al gobierno a tener que recurrir a los procesos legales", ha explicado la fundación.

Sin duda, la buena noticia de todo esto es que, independientemente de la encriptación, las grandes empresas tecnológicas parecen estarse moviendo hacia una política que protege la privacidad de sus usuarios. Esto aumenta las posibilidades de que las empresas más pequeñas, arrastradas por los gigantes, decidan sumarse a esta iniciativa, algo que a la larga, sería beneficioso para todos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios