BAQUIA

¿Seguirá Internet el camino de los activos inmobiliarios?

¿Pasará lo mismo con Internet? Lo que está claro es que seguimos teniendo un descuento muy importante sobre las valoraciones que Ingleses, Franceses y Alemanes dan a sus start-ups. Valoraciones de 5 millones de Euros son, en esos países, una apuesta común. Mientras tanto, en España, hay muy pocos emprendedores que consigan valoraciones de partida por encima del millón de euros. Solo es posible en casos muy concretos, con proyectos y equipos promotores de gran pegada.

La ventaja es que el capital semilla es muy local. Mis colegas de Silicon Valley hablan de que no invierten si no pueden visitar al emprendedor en bicicleta. Luego, con el crecimiento de la empresa y su dimensión más global aparecen inversores que apuestan por emprendedores lejos de sus oficinas pero también aquí procuran hacerlo conjuntamente con inversores locales de reconocido prestigio.

Otra de las ventajas que tiene España para los posibles compradores de innovación, es el que las grandes empresas de nuestro país parecen seguir adormiladas e incapaces de apostar por el talento externo de una pequeña empresa.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios