5 errores utilizando Facebook

Facebook_20140608-160431_1.jpg

Las redes sociales han cambiado nuestra forma de interactuar y comunicarnos en nuestras relaciones personales y profesionales. Somos más comunicativos y cada día compartimos más información personal a nuestra red de contactos en los social media, circunstancia que se ha visto beneficiada gracias al aumento de los smartphones y la conectividad a Internet gracias a los avances tecnológicos como el 4G. Sin embargo, este nuevo modelo en la comunicación conlleva errores en el uso de los nuevos soportes por parte de los usuarios que pueden poner en peligro su reputación, las relaciones personales o pérdidas económicas.

Esta situación «ha provocado que adquiramos costumbres que normalmente no tendríamos en nuestra vida real pero que parecen muy comunes en la digital», ha asegurado la empresa Kaspersky Lab, que ha elaborado un listado de lo que consideran los cinco principales errores que los usuarios cometen en esta importante red social.

1. Publicar tu biografía completa

Los expertos aseguran que completar nuestro perfil con todos los detalles puede ser peligroso porque existen servicios, bancos e instituciones financieras que podrían tener acceso a nuestras cuenta. Los cibercriminales usan Facebook y otras redes sociales como fuente de información para recopilar datos personales (incluso contraseñas) para, posteriormente, hackear las cuentas más importantes del usuario.

Es recomendable no publicar toda tu información personal, evitar poner la fecha de nacimiento, revelar nombres de familiares y datos parecidos, ya que en muchas ocasiones son utilizados para realizar ataques de hackers.

b2ap3_thumbnail_Facebook.jpg

2. Publicar tus posts en abierto

Es cierto que nos gustan que nos lean y recibir \’me gusta\’ y comentarios en nuestras publicaciones, pero si elegimos hacerlo público, cualquiera puede leer lo que publicas: tus amigos, tu madre, tus hijos, tu jefe, tu ex, agencias de empleo, además de múltiples compañías de marketing y posibles “enemigos” que están planeando algún tipo de fraude online.

En ocasiones utilizamos Facebook para contar nuestro día a día a amigos, familiares, etc, pero cuando tu post es público ya no se trata de contar historias a un pequeño público, sino a toda la red y eso puede tener consecuencias. Alguien podría intencionadamente malinterpretar tus palabras, contárselo a una persona que es importante para ti, mentir sobre algo que publicaste para hacerte daño o simplemente utilizar tus palabras para molestarte o hacerte una broma, robar tu identidad, etc. Las posibilidades son infinitas y el daño puede ser enorme.

Son números los casos en los que algún post imprudente ha sido lanzado a la red y ha hecho que alguien perdiera amigos o su trabajo.

Por esta razón, es aconsejable que compartir tu información ’sólo con amigos’ o \’amigos de amigos\’. Y no sólo tus post, también es recomendable hacerlo con tus fotos. Nunca sabes qué puede ocurrir con las fotos que publicas en la red y ni en manos de quién puede caer.

3. Usar contraseñas inseguras

b2ap3_thumbnail_PASSWORD.jpg

Las contraseñas del tipo \’1, 2, 3, 4\’ \’qwerty\’ \’password\’ no son seguras y es probable que tengas fotos y mensajes privados que quieres mantener lejos de los más curiosos. Algunas contraseñas pueden averiguarse en apenas segundos, mientras que las más fuertes se necesitan años para poder resolverse. En la web de Kaspsky puedes calcular el nivel de seguridad de tu contraseña. La web analiza tu password y te informa del tiempo que se necesita para conocer tu pass.

Elige una contraseña fuerte y segura para tu cuenta, utilizando contraseñas alfanuméricas y letras en mayúsculas. Puedes elegir palabras o frases como refranes para recordar las contraseñas y la doble verificación para protegerte. Recuerda también evitar tu password en multitud de sitios web, utiliza siempre varias contraseñas.

4. Compartir tu ubicación

La geolocalización ayuda a otras personas a saber dónde estás, a averiguar dónde vives y trabajas. Esto puede ser especialmente peligroso para niños y jóvenes. Además, incluso cuando haces algo “inocente” como registrarte en un restaurante o un hotel, claramente indica que no estás en casa, lo que puede ser información de mucho valor para los ladrones.

Desactiva la geolocalización en las fotos que publicas. No uses la función “lugares” o crea una lista muy pequeña y controlada de gente que puede ver tus lugares.

5. Agregar desconocidos

Probablemente esto te ha pasado muchas veces. Alguien quiere agregarte como un amigo, tú apenas lo conoces, o incluso no lo conoces de nada, pero tenéis diez amigos en común, y tú le das al botón de “aceptar” solamente por ser educado/a. Esto no lo deberías hacer. En primer lugar, porque siendo tu “amigo”, esta persona desconocida tiene acceso a tu información, publicada en el modo “solo amigos”, y la podría usar para hacer cualquier cosa.  Además, comprometes la seguridad de tus amigos, ya que muchas personas usan el modo de “amigos de amigos” para publicar, y sus actualizaciones de estado, lugares y fotos también estarán accesibles para esta persona.  Asimismo, este desconocido puede enviar mensajes (quizás con spam y enlaces maliciosos) y hacerse amigo de aún más personas, ya que tu amistad aumenta la autoridad de esta persona.

Es importante que agregues sólo a amigos/as que conozcas personalmente y que conozcas bien. Quizás quieras hacer un análisis especial de tu red personal en Facebook, esto resaltará cualquier tipo de actitud extraña entre las personas que son tus amigos.

Además de estos errores, otro muy común es en cuanto al contenido fotográfico. Evita subir fotos de tus hijos y fotos comprometidas en la red para que puedan ser mal utilizadas.

Y tú, ¿tienes tu cuenta de Facebook protegida?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios