5 intentos fallidos de grandes empresarios de hoy día

Page.jpg

El que elije el camino del emprendimiento debe enfrentarse a las altas posibilidades del fracaso. De hecho 9 de cada 10 iniciativas suelen no llegar a buen puerto.

Muchos de los que hoy son grandes empresarios iniciaron su aventura con eran muy jóvenes, con la ilusión de los comienzos o simplemente creían que iban a hacer algo de dinero rápido. Y muchos de ellos fracasaron en sus primeros intentos.

Lo positivo de esto, es que aprendieron de esas experiencias y eso les llevó a iniciar otros proyectos que finalmente les han llevado al éxito actual.

Después de todo, si el cofundador de Google Larry Page, hubiese proseguido su carrera musical de saxofón, la página de inicio de millones de personas no existiría.

Estos son los éxitos y fracasos de algunos de los grandes nombres de la tecnología:

Elon Musk intentó convertir una residencia de estudiantes en una discoteca subterránea.

b2ap3_thumbnail_Musk.jpg

Cuando el magnate de Tesla Motors y SpaceX no estaba planeando sus negocios o  estudiando el grado de física, Trató de convertir un apartamento de varias habitaciones en un club nocturno.

Musk, junto con su amigo Adeo Ressi, hizo esto para ganar  algún dinero extra y llegar conocer mejor el ambiente de la Universidad de Pensilvania, ya que eran estudiantes de intercambio. Incluso llegó a contratar porteros y personal de limpieza.

Los domingos, se relajaba viendo Los Simpson en su vieja TV

Larry Page, co-fundador y CEO de Google, en su etapa universitaria llegó a crear un software para sintetizadores musicales

b2ap3_thumbnail_Page.jpg

Page amaba la música y tocaba el saxofón. Además estudiaba para componer música. Cuando el fundador Google todavía asistía a la Universidad de Michigan, creó un plan de negocios para el uso de sintetizadores musicales electrónicos construidos a partir de un software. Las dificultades que encontró con el software mientras que intentaba conseguir que funcionara en tiempo real le sacaban de quicio. Y esto trasladado al ámbito musical era muy importante. Dependía de milisegundos.

Esto ha hecho que Page vea en la velocidad de carga un elemento clave de la plataforma de Google. Ahora presiona a sus ingenieros para reducir cada milisegundo de retraso en los resultados de búsqueda.

Antes de Travis Kalanick creara Uber, su motor de búsqueda fue demandado por la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos.

b2ap3_thumbnail_Kalanick.jpg

Kalanick, junto con otros cinco estudiantes del departamento de ciencias de la computación de la UCLA, fundó un motor de búsqueda multimedia llamado Scour en 1997. Tuvo éxito al principio, incluso atrajo como inversor al ex presidente de Disney, Michael Ovitz.

Para competir con Napster, Kalanick y sus amigos se lanzaron a iniciar una compañía llamada Scour Exchange. El servicio de intercambio de archivos permitía a los usuarios intercambiar vídeos y archivos de vídeo, cuyo rumor le llegó al MPAA, que alegó una supuesta infracción de derechos de autor.

Scour murió poco después debido a que no logró recaudar suficientes fondos para continuar sus operaciones. La demanda de anda más y nada menos que 250 mil millones dólares obligó Kalanick y sus amigos a declararse en quiebra.

Walt Disney y su hermano crearon una serie de animación que se vio obligada a cerrar.

b2ap3_thumbnail_Disney.jpg

En 1923, los hermanos de Disney crearon “Alice Comedies”, que era un spin off de Alicia en el País de las Maravillas, en el garaje de su tío.

Disney y su hermano Roy, hicieron sus primeras películas durante cuatro años, y luego crearon un nuevo personaje llamado “Oswald the Lucky Rabbit”. Después de hacer 26 episodios, los hermanos Disney se enteraron de que su distribuidor preguntó a los animadores si podían hacer una dibujos animados de Oswald sin consultar a Disney.

Al revisar su contrato, Disney se dio cuenta de que el distribuidor era el propietario de los derechos de los dibujos. Aprendió una dolorosa lección.

Pero el que ríe último, ríe mejor.  Disney está valorado actualmente en $ 35 mil millones.

Mark Zuckerberg creó la famosa Facemash, el antecesor del Tinder de hoy

b2ap3_thumbnail_Zuckerberg.jpg

El fundador de Facebook fundó un sitio web en el que ponía fotos de dos personas, una al lado del otro de distinto género. Luego el usuario votaba a la persona “más hot” (más atractiva) y Facemash presentaría una clasificación final. En sólo un día, 450 personas ya habían visitado el sitio y votado las caras de la gente más de 22.000 veces.

Inmediatamente, se produjo la crítica. El periódico estudiantil de Harvard consideró su sitio inadecuado, y Zuckerberg fue acusado de violar la seguridad, debido a que vulneró los derechos de autor, y la privacidad individual según el consejo administrativo de la Universidad de Harvard.

Zuckerberg cerró el sitio web, admitiendo que las “cuestiones sobre violación la privacidad de las personas no parecían ser superables. No estoy dispuesto a correr el riesgo de insultar a nadie.”

Un asunto menos controvertido, fue cuando Zuckerberg creó el Synapse Media Player, una máquina que se adaptaba a los hábitos musicales de los amantes de la música. Se clasificó con 3 estrellas de 5 en PC Magazine. Generaba una lista de reproducción de canciones de acuerdo al gusto del usuario, al igual que la función de descubrimiento de Spotify.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios