A Google no le gusta que gugleemos

Comentábamos hace algunos meses como la marca más conocida de Internet, Google, se ha convertido en inglés en un verbo (to google) con el que se identifica el hecho de realizar una búsqueda en Internet, preferentemente en el propio Google. No se trata de un término reconocido académicamente, pero sí lo suficientemente popular como para que todo el mundo entienda su significado. Al fin y al cabo, no olvidemos que un idioma lo hacen sus usuarios.
Pues bien, parece que a Google no le hace gracia que se utilice su marca comercial de esta manera, y está enviando cartas a medios de comunicación advirtiéndoles de que están utilizando una marca registrada. Un portavoz de la compañía aclaró: “Creemos que es importante distinguir entre usar la palabra “Google” para describir una búsqueda en Internet a través de Google, y utilizar “Google” para referirse a búsquedas en general. Es una cuestión de marcas protegidas”.
Google sólo trata de preservar el uso indiscriminado de su marca, pero debe andarse con cuidado para no dar ningún paso en falso en esta dirección. Siempre se ha dicho que no hay mayor ambición para una marca comercial que ser identificada con un producto o una acción genérico (ahí está el clásico ejemplo de Chupa Chups), y el verbo “google” ha conseguido, al menos en el ámbito anglosajón, ser equiparado con las búsquedas en Internet. Sería una torpeza por parte de Google echar a perder tan valioso logro.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios