A Google no le quitan ojo

Hay veces que Google recuerda al clásico científico loco, que pasa de ser el más admirado entre sus colegas a considerarse un peligro para la sociedad. Así ha sucedido con la carta inusualmente dura que le enviaron los máximos responsables en protección de datos de diez países (Canadá, Francia, Alemania, Irlanda, Israel, Italia, Holanda, Nueva Zelanda, España y Reino Unido), preocupados por el alcance de aplicaciones como Buzz o Street View, que pueden afectar a la privacidad y los derechos de millones de ciudadanos. “Hemos discutido todos estos asuntos públicamente muchas veces y no tenemos nada que añadir a la carta”, respondió Google en el WSJ, en un tono que puede interpretarse tanto de prudente como de altivo…


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios