BAQUIA

A la azafata se le atraganta el blog

Miles de personas encuentran una compensación al trabajo escribiendo anotaciones en su blog y leyendo los comentarios de sus lectores. Es menos corriente que un diario personal requiera la atención del mismísimo New York Times, pero es que éste ha servido como justificación de otro despido. Es curioso lo mal que se entiende en las empresas del siglo XX este ejercicio de diálogo a través de la Red, sin otro ánimo que la satisfacción personal y el cubrir de forma imaginativa los tiempos muertos.

Ellen Simonetti creó el pasado mes de enero un blog en el que relataba de forma anónima, bajo el seudónimo de Queen of the Sky, sus experiencias profesionales como azafata de la compañía aérea Delta Airlines. Nada que objetar a esta distracción del siglo XXI. Sin embargo, a sus superiores no les ha gustado el tipo de comentarios que hace Ellen, y, sobre todo, parecen estar en total desacuerdo con un par de fotografías que la joven colgó en la página posando desenfadadamente con el uniforme de la compañía.

Desde que inició su diario, Ellen ha recibido casi medio millón de visitas. En vista de la popularidad que iba ganando, el pasado mes de septiembre comenzó a tantear la posibilidad de incluir enlaces patrocinados o anuncios. Al parecer, fue por esta vía por la que los directivos de Delta (que en el blog nunca se mencionó por su nombre, sino que era referida como \”Aerolíneas Internacionales Anónimas\”) conocieron de la existencia del diario, ya que la propia Ellen consideró la posibilidad de incluir un enlace desde su página personal.

Como es habitual en este tipo de incidentes en Estados Unidos, la azafata despedida ha amenazado con una demanda de 10 millones de dólares por discriminación sexual, ya que alega que otros empleados de la compañía, sobre todo hombres, han colgado las mismas fotos en sus páginas peronales y no han sido despedidos por ello. De momento, ya ha conseguido aparecer en centenares de medios, y su caso promete ingresos extra para su blog, que ahora ha cambiado su nombre a \”Diario de una azafata despedida\”, y puede convertirse en un negocio con un par de empujones más.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios