¿A quién pertenece la información de Facebook?

Esta semana se ha generado una polémica en relación a las condiciones de uso del contenido publicado en Facebook, después de que la compañía actualizara los términos de uso del mismo.

En dichas condiciones se puede leer un párrafo en el que se aclara que el usuario es el único responsable de lo que publique en su página personal de Facebook, pero que cede a la compañía el permiso para “utilizar, copiar, publicar, almacenar, retener o distribuir” cualquier contenido publicado, incluso después de que el usuario cancele la cuenta (una cláusula que ha sido eliminada después de la denuncia). También se menciona la cesión del nombre e imagen del usuario para cualquier fin, incluidos fines comerciales o publicitarios.

Las condiciones de uso de las páginas webs a menudo son textos legales farragosos y largos, que los usuarios no leen, aunque estén sometidos a ellas sin saberlo. Por ese motivo, pueden estar dando su consentimiento para que una compañía utilice la información que introducen de un modo que a ellos tal vez no les agrade demasiado.

En el caso de Facebook, fue el blog Consumerist el que detectó la variación en las condiciones de uso, y denunció el pasado domingo que la compañía prácticamente estaba anunciando la posibilidad de hacer lo que quiera con los datos de los usuarios, incluso cuando se haya dado de baja la cuenta.

Lógicamente, este texto ha levantado muchas suspicacias entre los usuarios de Facebook, que acaban de superar los 175 millones. No es la primera vez que la red social tiene problemas para delimitar la frontera entre compartir información y controlar dicha información.

Rápidamente, el fundador y CEO de la compañía, Mark Zuckerberg, ha publicado un post en el blog oficial de Facebook en el que defiende que los usuarios poseen y controlan la información. Sin embargo, en ningún momento afirma que las condiciones de uso de la información vayan a cambiar, aunque afirma que procurarán hacerlas más accesibles y claras para los usuarios.

Facebook anunció recientemente su intención de convertirse en una especie de plataforma para la prospección de mercados, donde las grandes marcas comerciales podrían hacer encuestas o tantear el lanzamiento de nuevos. Por eso, para la compañía es importante la posibilidad de conocer, almacenar y utilizar el perfil de sus usuarios.

Pero antes tendrá que resolver la cuestión sobre como controlar una información que la mayoría de los usuarios hace pública en la web para compartir con sus amistades y contactos, no para ser utilizada comercialmente.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios