BAQUIA

A vueltas con la triple equis

Crear un dominio .xxx que identifique claramente los contenidos pornográficos es una idea que lleva tiempo circulando: hace nada menos que seis años ya se hablaba de la propuesta asignar este dominio a los sitios pornográficos. Lo que no es tan fácil de explicar es por qué no se ha implantado todavía. En diciembre del año pasado, la ICANN, sometida a la presión de grupos conservadores y de la propia industria del porno, dio largas una vez más a la aprobación de la triple equis; por entonces se explicó que el nuevo aplazamiento se debía a la necesidad de estudiar un informe elaborado por la Administración Bush, opuesta a que los dominios coronados por la triple equis creen una especie de barrio rojo virtual, de gueto electrónico para refugio de pervertidos y obsesos y tentación de menores, aunque no faltaron los que asociaron el retraso con la proximidad de las fechas navideñas. Ahora dos senadores demócratas reabren el debate por enésima vez. Veremos si esta es la definitiva. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios