Acusan a Belkin de pagar por comentarios positivos en Amazon

A la hora de buscar referencias antes de comprar un producto o servicio, cada vez es más frecuente consultar la opinión de otros consumidores. Es normal que no nos creamos demasiado ni lo que dicen los blogs corporativos ni la publicidad, por lo que saber lo que piensan otros consumidores es una opción mucho más fiable.

Claro que este sistema descansa sobre una premisa fundamental: la confianza. Si ésta no existe, lo mismo nos dará que la crítica sea favorable o negativa, pues seguiremos con las mismas dudas que antes de leerla.

Amazon y eBay son dos de las webs más populares y exitosas del comercio electrónico, gracias a sus sistemas de recomendación y reputación, que han logrado que una crítica, un comentario o una sugerencia sean bienvenidas entre los usuarios. Pero un pequeño escándalo ha alterado la credibilidad de este sistema en Amazon.

El asunto afecta a la compañía tecnológica Belkin. Uno de sus directivos, Michael Bayard, ha sido acusado de pagar a cambio de escribir críticas positivas de sus productos en Amazon.

El anuncio salió publicado en Mechanical Turk, un mercado de trabajo perteneciente a la propia Amazon en la que se encargan pequeñas tareas a los usuarios registrados. En el anuncio se ofrecía ganar una cantidad un tanto miserable (0,65 dólares) a cambio de escribir comentarios favorables de los productos de Belkin.

En la oferta se dejaban bien claras las características que debía reunir el mensaje: escrito en inglés, con buena gramática, entre 25 y 50 palabras, y dar una valoración del 100% (la máxima posible). También se pedía explicar por qué se compró el producto y agradecer a la web por la magnífica compra realizada.

Rápidamente, Belkin ha emitido un comunicado en el que, por supuesto, niega las acusaciones, y defiende su ética corporativa y la integridad de sus empleados. También afirma haber borrado el anuncio y los posibles comentarios generados a partir del mismo.

Claro que cualquiera pudo haber utilizado el nombre del ejecutivo de Belkin, y es posible que todo el asunto se deba a una confusión. Pero la duda planea ahora tanto sobre Belkin como sobre Amazon. Es difícil ganarse la confianza de un usuario, pero más difícil todavía es recuperarla una vez que se ha perdido.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios