BAQUIA

Adelantarse al fraude con análisis predictivo

Cada vez son más numerosos los casos de fraude hoy en día. Banca, seguros o telecomunicaciones son algunos de los sectores más afectados y no es difícil encontrar noticias cada semana alertando sobre la gravedad de este problema. El riesgo para las compañías es evidente, no sólo por los posibles daños económicos, sino también por el deterioro en la reputación que conllevan.

Las formas en las que se producen los ataques resultan cada vez más complejas. En el caso de las empresas de telecomunicaciones, por ejemplo, la tipología del fraude no depende sólo del tipo de red, de si es fija o móvil; además, las variables que influyen están en constante crecimiento y actualización. El defraudador procura ser siempre más ágil y hasta ahora con frecuencia ha sabido vulnerar las medidas preventivas que la compañía podía tomar.

Sin embargo existen nuevas formas de prevenir el fraude. Avances tecnológicos que marcan un antes y un después ante este panorama que amenaza a las empresas. A día de hoy las nuevas capacidades del análisis predictivo incluyen la posibilidad de crear modelos predictivos de forma rápida, automática y precisa en contextos de elevado interés como el prepago, postpago, nuevos servicios IP, inalámbricos o por cable. Potentes motores permiten profundizar en el conocimiento del escenario de fraude, encontrar relaciones causa efecto entre todas las variables y determinar probabilísticamente qué opción/acción es la más adecuada para dicho escenario. Incluso personalizar el fraude por cliente, es decir, detectar quién es más probable que defraude y sus causas. Con un alto grado de precisión, es capaz de anticiparse tanto al fraude ya conocido como a las nuevas formas de defraudar y siempre de manera on-line y automatizada.

Los resultados del uso de esta tecnología resultan muy convincentes. La representación de causas y efectos se efectúa a través de gráficos tridimensionales, lo que es especialmente útil ya que facilita la visualización íntegra del escenario en una sola pantalla, permitiendo focalizar la atención en los indicadores con mayor impacto en la decisión que se está tratando de tomar. Además, mantienen su fiabilidad incluso cuando la calidad del dato no es óptima, aspecto muy habitual cuando interviene información procedente de varios sistemas de información. Esto supone un gran ahorro de costes y tiempo en aspectos como la preparación de los datos.

Gracias a estos avances se han llegado a alcanzar cifras de éxito notables, con un incremento del 35% de media en la detección de operaciones fraudulentas. Esto, para una empresa de telecomunicaciones supone un ahorro de costes real. No hay que olvidar que la forma más eficaz de combatir el fraude es evitar su aparición.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios