BAQUIA

¡Adiós a los gorrones!

Con la llegada de los routers Wi-Fi los gorrones de medio mundo descubrieron una forma cómoda, y sobre todo barata, de tener ADSL en casa. Tan solo debían comprarse un receptor de señal y confiar en que el vecino no supiera la existencia de una cosa llamada encriptación. Pero aquellos tiempos de anarquía inalámbrica han pasado a mejor vida, y ahora quién más y quién menos sabe cómo controlar su conexión para que nadie más se aproveche de ella.

Sin embargo, en FON apuestan por otro modelo, un sistema Wi-Fi universal que permita a los usuarios conectarse cuando quieran y donde quieran sin tener que instalar una ADSL en su domicilio. Eso sí, el sistema no es ni mucho menos gratuito, y no pretende engañar a unos pocos para que compartan su red con todo el mundo.

La iniciativa, avalada por el visionario Martin Varsavsky, tiene cada vez más aceptación entre los internautas. Para promoverla en España los responsables de FON han lanzado, junto con el grupo Zero, el proyecto chuecawifi, a través del que se da servicio inalámbrico al céntrico barrio de Chueca en Madrid.

Alberto Méndez, director de marketing de FON España, fue el encargado de presentar ante los medios esta iniciativa, que se lanzó coincidiendo con la Fiesta del Orgullo Gay en Madrid, a la que acudieron más de dos millones de personas. De hecho, su intención era llegar a todo este público de forma directa, un amplio sector de early adopters ávidos por las nuevas tecnologías.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios