BAQUIA

Agut da la cara

Terra \”no es una quimera empresarial\”. Con estas palabras, el presidente del portal español Terra, Joaquim Agut, ha intentado calmar durante la junta de accionistas celebrada el martes por la mañana en Barcelona a los accionistas que andan preocupados con la rentabilidad y la caída del valor de los títulos de la empresa en bolsa.

Este año los ánimos se han atemperado respecto a la crispación que reinó durante toda la convocatoria del año anterior. Entonces, los accionistas se quedaron pasmados al comprobar cómo eran separados de los directivos por una barrera de protección. Esta vez las protestas se han oído menos en el auditorio, lo que ha contribuido a que Agut pudiera esbozar el camino que la compañía debe seguir para entrar en rentabilidad este mismo año.

El presidente del portal español –quinta empresa de Internet por valoración bursátil del mundo–, ha señalado que la evolución en bolsa de la compañía \”es difícil de comprender\”, lo que no ha evitado que su comportamiento en el parqué haya sido mejor que el del Nasdaq, el Ibex 35 y el Nuevo Mercado si se pone como fecha de referencia la junta de accionistas del año pasado, celebrada en el mes de junio. Precisamente por ello, Agut considera que el mercado reconocerá \”más pronto que tarde\” el valor bursátil de la firma. Sólo se precisa \”realizar una evolución positiva, tan pronto como mejore el escenario macroeconómico internacional\”.

A juicio de Joaquim Agut, muy criticado por los accionistas casi desde que tomó posesión de su cargo en sustitución de Juan Villalonga, la crisis económica en general, y el de las empresas de Internet en particular, han sido factores claves para entender el pinchazo de Terra en bolsa. También ha desempeñado un papel relevante la precaria situación económica que se vive en Argentina desde el pasado 20 de diciembre, ha matizado Agut. Actualmente, el país latinoamericano sólo genera el 0,5% de los ingresos totales de Terra.

A pesar de estas palabras, la mayor parte del auditorio quería escuchar cifras, cifras y más cifras. Y, a ser posible, positivas. Agut ha reiterado lo que todo el mundo quería oír: que Terra Lycos tiene previsto alcanzar un beneficio operativo en \”algún mes\” de finales de este año, mientras que los beneficios netos no llegarán hasta 2003… como muy pronto. Este retraso, que algunos analistas han ampliado hasta 2005, se debe, según Agut, a que se debe lidiar en \”un entorno poco propicio\” y \”un mercado poco maduro\”, al mismo tiempo que se tendrá que encarar la situación \”volátil\” que sufren las economías estadounidense y argentina.

La entrada en rentabilidad no se conseguirá sólo con el aumento de los ingresos, sino también gracias a una eficaz reducción de costes. Esta contención se pudo apreciar a lo largo del año pasado, periodo en el que la compañía arañó 103 millones de euros, pasando de los 664 millones de euros de 2000 a los 561 millones del año pasado.

Cobro por contenidos, otra vez

En la junta de accionistas de 2001, Agut ya esbozó cuáles iban a ser las estrategias que iba a implantar la compañía para mejorar su delicada cuenta de resultados. Entonces subrayó que \”no cabe duda de que muchos de los actuales servicios no podrán ser ya gratuitos, con lo que se generarán nuevas fuentes de ingresos\”, y anunció que se potenciarían canales verticales de servicios con valor añadido como finanzas, viajes, formación, música, motor o recursos humanos y empleo.

Un año después ya se han podido dar los primeros resultados de ese nuevo modelo de negocio. Los usuarios de pago se han incrementado un 55%, lo que demuestra la eficacia del modelo de pago por contenidos OBP (Open, Basic, Premium), definido por prestar servicios y contenidos en abierto y de pago para sus 4,7 millones de usuarios. El aumento en la contratación de líneas ADSL –donde \”Terra Lycos de ha convertido en un referente\”– se convertirá en una de las mayores fuentes de ingresos de los próximos años.

¿Qué van a hacer los alemanes?

La posible ruptura del pacto que había firmado Terra con el gigante alemán de los medios de comunicación Bertelsmann, fue otro de los puntos que los accionistas esperaban con mayor ansiedad. No en vano, se encuentran en juego 1.000 millones de dólares en publicidad y otros servicios que los alemanes se habían comprometido a invertir en el portal. La bomba estalló a comienzos de la semana pasada cuando un portavoz de Bertelsmann confirmó la noticia, publicada por el diario económico Financial Times, al señalar que \”mil millones de dólares es mucho, teniendo en cuenta que el precio de la publicidad ha caído tanto. Decidiremos en los próximos meses si seguimos adelante, y por cuánto, después de octubre de 2002\”. Tal y como reconoció el mandatario de Terra, la compañía alemana es su \”principal cliente\” al generar el 20% del negocio del portal de Internet.

El acuerdo entre la empresa alemana y el portal español marcaba dos fases de inversión. La primera, por un valor de 325 millones de dólares, debería abonarse antes de octubre de este año y ha sido completada casi en su totalidad. La segunda ascendía a 675 millones de dólares y era de carácter optativo. Es en este apartado donde Bertelsmann pretende reducir la cuantía de forma significativa.

Joaquim Agut ha reconocido que la noticia es cierta y que, de hecho, \”salió de Bertelsmann\”, pero que no había nada de lo que preocuparse, ya que la multinacional \”está contenta\” con Terra. Moviéndose con precaución, el máximo responsable de la puntocom ha indicado que el desarrollo de la segunda parte del acuerdo se abordará \”en el trimestre correspondiente\” y, por si quedaba alguna duda, recordó que los términos del acuerdo se encuentran en manos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores español y la Securities and Exchange Commission (SEC) estadounidense. Por eso, quedan pocas dudas de que ambas partes van a \”cumplir\” el acuerdo rubricado en 2000.

Compras, las justas

También planeó sobre la sala las diversas adquisiciones que ha realizado Terra a lo largo de su historia. El año pasado este aspecto fue uno de los que más críticas suscitó entre los accionistas, quienes se quejaron del elevado precio que se pagó por los portales estadounidenses Lycos y Olé. A lo largo de 2001, Agut presumió en reiteradas ocasiones de que disponía de 2.200 millones de euros para irse de compras por otras empresas. Pero los tiempos de las adquisiciones apresuradas (y, en muchas ocasiones, poco rentables), han pasado a mayor vida en la sede de Terra. Su presidente ha confirmado que, como las meigas, respecto al dinero haberlo haylo, pero se gastará de forma prudente y en aquellas firmas que ofrezcan una prueba fiable de rentabilidad. \”Queremos salvaguardar la caja que tenemos\”, puntualizó Agut, que estuvo acompañado por sus consejeros y Fernando Abril-Martorell, consejero delegado de Telefónica.

En un clima tan favorable para la cúpula directiva de la mayor empresa de Internet española, tal vez la única sorpresa fue el anuncio de la entrada de Telefónica en Educaterra, el portal especializado en educación por Internet de Terra Lycos, con un 30%. Se levanta la sesión.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios