BAQUIA

¿Ah, pero esto era?

Ya hemos hablado varias veces de la dificultad de monetizar determinados modelos de negocio, respaldados por la audiencia pero que por el momento no han dado con la fórmula de producir ingresos. Es posible que la tecnología vaya mucho más rápida que la mentalidad de los que invierten en publicidad, y es que el dinero contante y sonante exige resultados contantes y sonantes.

Uno de los casos más significativos es el de YouTube, del que nadie tiene muy claro cómo Google conseguirá recuperar los 1.650 millones de dólares invertidos en su compra. De momento, Google va a ensayar un sistema de anuncios contextuales basado en su conocido AdSense, y en el CPM (coste por visión) y no CPC (coste por clic), aspecto en el que sí se diferencia de AdSense. Nada revolucionario, desde luego, pero mejor empezar por lo seguro.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios