BAQUIA

Aislar a los PCs infectados de la Red, ¿solución o parche?

Se calcula que en el mundo hay decenas de millones de equipos informáticos infectados -lo que es malo para sus propietarios-, que están conectados a la Red -lo que es malo para todos los demás-.

Microsoft propone, a través de su filial Trustworthy Computing, una solución para este problema: cortar el acceso a Internet de los ordenadores con malware, imponiendo una especie de cuarentena hasta que demuestren estar limpios. Eso no sólo aislaría las manzanas podridas del barril cibernético, también obligaría al usuario dejado o poco tecnológico a sanear su equipo.

Una iniciativa similar (con el mismo espíritu paternalista/protector) se ha aprobado en Australia, obligando por ley a los ISPs a desconectar de Internet a los usuarios con PCs infectados, y no permitiéndoles volver a la Red mientras no tengan un antivirus actualizado y un firewall conectado, para evitar así que propaguen el virus e infecten a otros usuarios.

El plan, elaborado por el vicepresidente de TrustWorthy, Scott Charney, suena bien en teoría, pero plantea bastantes problemas. Por ejemplo, que muchos antivirus se descargan al conectarnos a la Red, algo que no podríamos hacer si nos desconectan. O la cuestión de quién tiene autoridad para decidir cuándo pueden conectarse los internautas de todo el mundo.

También presenta dificultades técnicas, que Microsoft quiere solventar realizando un control de salud automático que revise cada ordenador para comprobar si está en condiciones de navegar.

Las firmas de seguridad estiman que el 48 por ciento de los equipos tienen alguna clase de software malicioso. ¿Justifica eso el aislamiento cibernético?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios