BAQUIA

Amazon prepara la segunda versión de Kindle

La revolución electrónica en el sector editorial aún está por llegar. De igual forma que el iPod cambió la forma de escuchar música, los lectores de e-books prometen transformar la forma en que se almacenan, transportan y leen los libros.

Un proceso que podría completarse en un plazo de 5 a 10 años, según la opinión de diferentes expertos e implicados en el sector, como Juan González de la Cámara, creador de la empresa española Grammata, que fabrica y distribuye su propio lector de e-books, el Papyre.

Sin duda, uno de los grandes impulsores del libro electrónico es Amazon, que desde hace un par de años comercializa su propio lector de libros digitales, Kindle. A este aparato se le ha acusado de ser caro y poco manejable, aspectos que tal vez se corrijan en su segunda versión.

Amazon presentará el Kindle 2.0 el próximo 9 de febrero en Nueva York. El propio Jeff Bezos, fundador y CEO de Amazon, será el encargado de dar a conocer el nuevo Kindle en la Biblioteca Morgan.

En los últimos meses, Amazon ha vendido todo su stock de Kindle, después de que la popular presentadora de televisión Oprah Winfrey alabara sus virtudes en su programa. Los compradores han sido remitidos a una lista de espera de 4 a 6 semanas, por lo que más probable es que reciban la nueva versión del lector de e-books.

Lo cierto es que no se han facilitado detalles sobre las características del nuevo Kindle, aunque en Internet circulan fotos en los que se aprecia un diseño más pulido, con botones y esquinas más redondeados. También se ha reducido el tamaño de los botones laterales, para evitar pasar de página de manera accidental

Pero las mayores novedades de Kindle estarán en el interior, ya que llevará un procesador llamado Broadsheet, fabricado por Epson y E-Ink, que divide la pantalla en 16 áreas de pixeles y las actualiza en paralelo, por lo que las páginas se recargan más rápido y aumenta la nitidez de los textos.

El cambio es equivalente a introducir una tarjeta gráfica más potente en un ordenador. Si un usuario lee un libro página por página, no apreciará grandes diferencias, pero si quiere utilizar funciones especiales (como el zoom, la búsqueda de palabras, etc.), la mejora sí será clara.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios