BAQUIA

Amazon resuelve el problema de los regalos no deseados

Cada Navidad, millones de personas reciben cosas que no les gustan. Familia, amigo invisible de oficina,  amigos o empresas regalan con buena voluntad, pero no siempre aciertan. Y no sólo hay que poner buena cara al abrir sus cajas o desenvolver sus jerseys navideños, también hay que decidir qué hacer con los objetos detestados. ¿Buscar el ticket en todos los fondos de las bolsas? ¿Dejarlo en un rincón por no ofender al que lo compró? ¿Presentarse en la tienda y asegurar que en ningún caso queríamos comprar semejante cosa?

Amazon ha patentado un sistema que permite reconvertir directamente lo que nos envíe la tía Mildred (que aquí rebautizamos como la tía Milagros, por ejemplo). Así, antes incluso de que nos envíen el horrendo presente, Amazon nos da la opción de cambiarlo por otra cosa y agradecerle a la tía la cosa espantosa que ella cree que nos ha regalado. Otra opción es vetar los regalos por componentes (nada de lana, que pica) o por contenido (nada relacionado con Crepúsculo).

Que nadie lo dude, esta opción tiene el potencial de reconvertir las relaciones familiares, las Navidades y las listas de ventas. No por nada, aunque nadie quiera ni ver un marco digital entre sus regalos, nunca se sabe cuando algo va a ponerse de moda, como por ejemplo los jerseys navideños horteras.

En cualquier caso, siempre hay alternativas. Un diario australiano ha calculado que los habitantes de ese país se gastan cada año unos 500 millones de dólares en regalos no deseados, y más de 300.000 británicos estaban ya revendiendo sus regalos el mismo día de Navidad.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios