BAQUIA

América Latina: baja inversión en desarrollo tecnológico

Según un informe publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), América Latina tiene una baja inversión en investigación y desarrollo tecnológico en comparación con el resto del mundo. Flora Montealegre Painter, jefa del Departamento de Innovación, Ciencia y Tecnología del BID, reconoció que en esta región “la inversión es muy baja, y además la participación del sector privado es poca”.

Por este motivo, el BID impulsará un proyecto para poder generar una mayor inversión y cooperación entre las empresas españolas y los centros de investigación en desarrollo tecnológico de Latinoamérica.

Montealegre destacó la importancia de las empresas privadas en el fomento y desarrollo tecnológico de todos los países. Así, señala a Brasil como ejemplo a seguir, ya que es el único país latinoamericano donde se pudo fomentar la innovación tecnológica gracias a la colaboración entre el sector privado y las universidades.

Según el BID, Brasil es el país que registra mayor inversión en I+D, ya que destina el 1% de su PIB a áreas como los biocombustibles o las explotaciones petroleras en el mar. Los países que siguen a Brasil son los del Cono Sur, México, los andinos y por último los países de Centroamérica y el Caribe.

Además la directiva del BID hizo una comparación que da cuenta la desigualdad en la inversión en esta región: en la década de 1960, Corea del Sur y América Latina tenían una inversión tecnológica similar, pero en la actualidad “la brecha es enorme”.

Montealegre advirtió además que uno de los motivos principales por los que los países latinoamericanos no logran desarrollarse tecnológicamente es porque tienen “una visión a corto plazo del desarrollo, impulsada por gobiernos que quieren presentar resultados inmediatos a los votantes”. Como la inversión en tecnología es menos palpable que otro tipo de inversión, los gobiernos no le otorgan el valor que merece.

Además, Montealegre Painter afirmó que para reactivar el sector tecnológico latinoamericano no es necesario que los países inventen nuevas cosas, sino tan sólo aplicar los avances tecnológicos ya existentes en las diversas áreas de la vida actual, como por ejemplo el mercadeo, el empaquetado y la organización de los servicios; de esta manera, las cosas cambiarán notablemente.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios