Android en los netbooks, la pesadilla de Microsoft

Tal vez, más de un directivo de Microsoft se despierte por la noche atormentado por una pesadilla, en la que ve miles de netbooks equipados con Android, el sistema operativo open source desarrollado por Google para los móviles, y que muy probablemente llegará en algún momento al mercado de los ultraportátiles.

Cuando tal cosa suceda, Microsoft podría ver como se repite en el sector de los portátiles lo mismo que le ha ocurrido con los navegadores de Internet: de dominar de calle el mercado, con más de un 90% de penetración, a ver como Firefox “le quita” más de un 21% de mercado en apenas tres años.

Los netbooks se han convertido en poco más de un año en protagonistas de la industria informática, y ya suponen el 30% de las ventas de portátiles en Europa. Microsoft no debería permitirse perder protagonismo en la industria del PC por esta vía, y debería buscar alianzas con algún fabricante para lanzar un modelo con una versión de Windows capaz de competir en precio en este disputado sector.

De momento HP, el primer fabricante de ordenadores del mundo, está considerando la posibilidad de incluir Android en sus futuros productos. Según el diario The Wall Street Journal, HP estaría experimentando con el funcionamiento de Android en un próximo netbook, aunque aún no ha confirmado nada más que pruebas.

HP no sería el único fabricante interesado en introducir Android en sus portátiles. También Asus, que fue pionera en el sector con su Eee PC, trabaja en esa posibilidad. El otro gran fabricante de ordenadores, Dell, podría entrar en el mercado de los móviles y los ordenadores de bolsillo con aparatos también equipados con Android.

La presencia de Android en un netbook tendría dos grandes ventajas: por un lado, el estar asociado a la marca Google daría confianza a los compradores; y por otro, el precio de los aparatos se reduciría considerablemente. Al no tener que pagar ninguna licencia de software propietario, se calcula que un netbook equipado con Android podría salir al mercado a un precio alrededor de 200 dólares.

Claro que también hay quien piensa que Android no sería una buena alternativa, porque el usuario se siente más cómodo cuando maneja un PC que conoce, como le ocurre con el sistema XP. Encontrar y utilizar alternativas a los productos de Microsoft puede suponer un trabajo desalentador y complicado para muchos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios