BAQUIA

AOL busca aire en los sistemas de pago online

AOL lo tiene claro. La División online de Time Warner necesita volver a la senda del crecimiento, y un sistema de cobros electrónicos –BillPay– destinado al entorno seguro de sus correos electrónicos no es una mala selección como servicio de pago.

Yodlee, la empresa especializada en agregación de información financiera particular sobre cualquier tipo de cuenta online, será quien aporte la tecnología para que el servicio conjunto sea un éxito.

Recordemos que en los EEUU (a diferencia del caso español, en el que todos pagamos por domiciliación bancaria), es habitual utilizar todavía cheques físicos para efectuar pagos. Como negocio rentable, han surgido una serie de especialistas en facilitar este tipo de pagos de forma electrónica a través de Internet. Un servicio que en nuestro país tiene poco sentido, debido al hábito de utilizar los sistemas de domiciliación bancaria en todo tipo de transacciones.

Sin embargo, empiezan ahora a aparecer sistemas de pago online -sin dinero físico de por medio-, al estilo PayPal americano, que en España introdujo Bankinter mediante el sistema e-Pagado. También en nuestro país está disponible el menos conocido Pago3 y en breve saldrá el mercado la propuesta de Firstream.

Según la experiencia de AOL, el 67% de sus clientes utiliza sistemas de pago de facturas vía online de forma regular. El nuevo servicio de BillPay les permitirá centralizar sus accesos y, con un solo identificador y contraseña, realizar transacciones en cualquiera de estos portales especializados, con un acceso único a través del nuevo servicio.

Se trata de un nuevo esfuerzo de AOL para ofrecer servicios de mayor valor añadido y reconducir al mayor número posible de clientes de los servicios de acceso telefónico a los de banda ancha. El momento no puede ser más crítico para AOL, que el año pasado cedió más de 2,2 millones de clientes a la competencia, tanto motivos relacionados con el precio como por prestaciones en los rangos de banda ancha.

AOL tiene que buscar de nuevo su identidad para poder seguir compitiendo con los grandes del sector, principalmente Yahoo y Google. Su modelo, basado en la sencillez de navegación en su propia red, ha quedado desfasado a medida que millones de sus usuarios se convertían en expertos navegantes de Internet y requerían prestaciones adicionales que AOL no les proporcionaba.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios