BAQUIA

Apagón en Nueva York. Replantee sus sistemas de soporte

George Bush tranquilizó al mundo: el apagón de Nueva York y de otras grandes ciudades del nordeste de Estados Unidos y Canadá no se debía a un ataque terrorista. Casi es peor. Si el caos que se ha vivido no proviene de un ataque externo, nos hace temblar el pensar en los efectos que éste hubiera provocado.

Según los expertos americanos, la malla de la red eléctrica estaba preparada para soportar temperaturas extremas en verano. De hecho, unos días antes se habían alcanzado las más altas en varios años sin que ello hubiera causado ningún problema en el suministro eléctrico. Lo que a estas alturas está claro es que nadie sabe todavía qué ha provocado la caída del suministro.

Las especulaciones incluyen un posible ataque vírico. Los responsables informáticos estaban terminando de acabar con la amenaza del gusano MS Blaster cuando sucedió el apagón, hasta errores humanos en la gestión de ciertos puntos de interconexión. De momento Canadá echa la culpa a EEUU, y éste se defiende diciendo que están averiguando todavía quién o quiénes son los responsables del desaguisado.

Desde el punto de vista de los responsables de Tecnologías de la Información en empresas de todo tipo, el apagón hace evidente un fallo en su logística de seguridad y estructura de soporte. Como explica la revista Business Week, ya no es suficiente disponer de un centro de backup (copias de seguridad remotas) a unos kilómetros de distancia. En un caso como el sucedido ahora, eso no bastó. Miles de responsables de centros de datos y procesos se encontraron con que no sólo éstos se encontraban afectados, sino también sus correspondientes sistemas de seguridad, que se encontraban en otra parte de la ciudad.

La problemática no se soluciona con que los centros de backup dispongan de suministro independiente de electricidad. La logística de producción de una gran central de proceso de datos requiere también espacio adecuado para que el personal pueda trabajar y, en muchos casos, el soporte online de cientos de operadores que ayudan a los usuarios.

Lo que ha quedado claro es que la seguridad necesaria es mucho más compleja que lo que se había anticipado. Apagones de estas dimensiones hacen alsoporte global más actual que nunca. Se trata de un área nueva de negocio para los grandes proveedores de outsourcing y una nueva oportunidad para el concepto de IBM de \”empresas bajo demanda\”.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios