BAQUIA

Aplicaciones que aparecen y desaparecen

Si usted utiliza un teléfono de Apple o con el sistema operativo Android desarrollado por Google, y ve en su tienda de aplicaciones un programa que le gusta, no se lo piense mucho y descárguelo antes de que se vaporice.

Por ejemplo, Pulse, un servicio RSS, estaba recibiendo un montón de elogios en los últimos días. De hecho, Steve Jobs la mencionó en su presentación el lunes del iPhone 4. Pero al día siguiente fue eliminada de la tienda, al parecer tras una queja de The New York Times. Horas más tarde, Apple la resucitó sin aclarar a los propios desarrolladores por qué había cambiado de opinión.

Más misteriosas son la desapariciones de la tienda de Android, que se produjeron durante cinco días hasta que la compañía logró resolver el problema. Más que nada, el asunto ha vuelto a poner de relevancia que una de las asignaturas pendientes de Google es el servicio técnico, y lo complicado -o imposible- que puede resultar dar con una persona, y no una máquina o un buzón de correo o una lista de preguntas frecuentes, en caso de necesidad.

Otras aplicaciones rechazadas de primeras se encuentran después admitidas como si no hubiera pasado nada. Uno de los casos más sonados es el de la aplicación para la AppStore del dibujante, Mark Fiore, caricaturista del San Francisco Chronicle y que ganó el Pulitzer este año. Cuando le preguntaron tras el premio por qué no tenía aplicación, dijo que la empresa la había rechazado por no cumplir las nuevas normas, que prohíben el escarnio de figuras públicas, el porno y los formatos propietarios (de otras empresas, claro). Visto y no visto, recibió la aprobación y ahora la historia que cuenta Apple es un poco diferente.

Y mientras tanto, una aplicación que sólo hace un ruido como de bocina se mantiene una semana en lo más alto de la AppStore.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios