Apple veta la aplicación de Sony Reader de la AppStore

Apple ha rechazado la aplicación de Sony para leer libros electrónicos, que permitía comprar contenido sin pasar por la AppStore y leer libros comprados en otras tiendas electrónicas.

El motivo, según asegura Sony en un artículo en The New York Times, es que la empresa ya no permitirá a los usuarios hacer compras que no pasen por la AppStore, y (lo que ha despertado más preocupación) tampoco acceder a contenidos comprados fuera. Algo parecido a la cafetería que no permite entrar con bebidas de la máquina de la esquina.

En este tema, la aplicación de Sony es casi lo de menos. Por un lado, porque no está ni de lejos tan extendida como la de Kindle de Amazon (a la que muchos señalan ahora como próxima víctima), y por otro porque lo que está en discusion aquí es el modelo cerrado de Apple, a quien a menudo se critica por su afán controlador, y la posibilidad de que los usuarios del iPhone o el iPad no puedan acceder por ejemplo a los libros de Kindle, que ahora sí leen.

Otros señalan que la empresa podría estar descontenta con aplicaciones freemium como la de Sony, que pueden descargarse gratis pero requieren pagos al utilizar el servicio. Apple, por lo tanto, no se lleva ningún beneficio con estas aplicaciones, porque ni cobra un porcentaje de la descarga ni se lleva una parte de las compras.

Los defensores de Apple han sido tan rápidos como sus detractores en dar su opinión, señalando que Apple no oculta que su plataforma sea un sistema cerrado, y si decide que todas las compras pasarán por su tienda no hay nada de lo que quejarse o sorprenderse. Por no hablar de tiene derecho a proteger su tienda de libros.

Sin embargo, la mayoría de las reacciones a la noticia reflejan una cierta preocupación, porque si Apple extiende esa decisión a otros casos similares estaría dando un gran paso en contra de la compatibilidad, que siempre ha sido uno de los caballos de batalla de los consumidores, cansados de no poder reproducir o acceder a contenidos que han pagado porque los fabricantes de sus dispositivos no quieren competencia.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios