BAQUIA

Apple y los nuevos CDs asesinos de unidades lectoras

Apple lo ha dejado bien clarito. Si pones un nuevo CD de música en una de sus computadoras, te arriesgas a dejar par el arrastre a la unidad lectora, y ellos no están dispuestos a correr con los gastos de reparación. ¿Lo estará la industria discográfica? Al fin y al cabo la culpa sería suya.

Según la empresa de la manzana, la decisión de las discográficas de abandonar la senda de los CDs estándar para desarrollar discos compactos con tecnologías que eviten las copias, puede motivar que en ocasiones sus unidades lectoras no sean capaces de reproducirlos, y en el peor de los casos que directamente se rompan.

“Apple diseña sus unidades de CD para que soporten medios que estén conformes con los estándares, Cualquier intento de emplear discos que no asuman este estadar con unidades lectoras de Apple se considerará una errónea utilización del producto. Bajo los términos de la garantía por una año del AppleCare Protection Plan, o de otros acuerdos Apple Care, cualquier mal uso del producto excluye la reparación por parte de Apple”. El comunicado de la empresa de Jobs puede ser más largo, pero no más claro. Y desde luego poco se les puede objetar a los fabricantes de computadoras el no querer hacerse cargo de los más que discutibles experimentos de la industria del disco.

Algunos CDs peligrosos son “J to Tha L-O” de Jennifer Lopez, “A New Day Has Come” de Celine Dion y “Servicio de lavandería” de Shakira. Algunas compañías como Sony, responsable del disco Celine Dion, se ha dignado advertir a sus clientes que el disco no es compatible con Macs o PCs. Vamos, que vamos a tener que empezar a leer las contraindicaciones de los discos compactos, igual que si hubiéramos comprado un fármaco contra la alergia.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios