BAQUIA

Aprendiendo de los fracasos

De las malas experiencias también se pueden sacar enseñanzas positivas. Ese es el espíritu que impulsa los Fiasco Awards, un “reconocimiento” a los proyectos tecnológicos más catastróficos del año. La idea es potenciar una actitud positiva hacia los fiascos, entendidos como una etapa a menudo indispensable del camino del éxito. Algo que tienen asimilado, por ejemplo, en Estados Unidos, donde el fracaso se considera un peldaño de aprendizaje en la escalera hacia el éxito, y no una mancha que te desacredita de por vida. A ver si por aquí empezamos a entenderlo del mismo modo.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios