BAQUIA

Argentina: no metas tus manos en el correo ajeno

Mientras en EEUU la recientemente firmada Ley Patriot convierte el correo electrónico en arma terrorista y otorga a las autoridades la potestad de fiscalizarlo, Argentina se desmarca dando serios pasos para proteger la intimidad de los usuarios.

Si a alguien se le ocurre leer sin permiso un email ajeno en Argentina, puede pasarse entre rejas entre 15 días y seis meses. Y mandar un correo electrónico a alguien que no lo ha solicitado sin identificarlo claramente como spam (y remitiéndolo con el nombre auténtico), puede conllevar una multa de 25.000 dólares.

Estas iniciativas tendrán efecto si se aprueban definitivamente los dos proyectos de ley presentados al Congreso por la Secretaría de Comunicaciones.

La primera propuesta, que parece revolucionaria estos días, simplemente otorga al correo electrónico el mismo status que a su equivalente de papel, con lo que obtendría la protección de la Constitución argentina: sin una orden judicial, sólo el destinatario puede abrir y examinar el correo. Si lo hiciera quien no debe, puede ir a prisión y pagar hasta 90.000 dólares si se le ocurre hacer público el contenido.

La segunda iniciativa trata de prevenir la intoxicación de los buzones de correo con basura no deseada. El que quiera mandar publicidad por correo electrónico debe especificarlo en el \’asunto\’ del mensaje, así como identificarse en el \’cuerpo\’ del mensaje y ofrecer una dirección de correo a la que los usuarios podrán dirigirse para pedir que no les envíen más correos como ese. Asimismo, para evitar el problema desde el principio, cualquiera se podrá apuntar en una lista para librarse del spam. El infractor deberá asumir una multa de hasta 25.000 dólares para resarcir tanto a la víctima como al ISP, que puede bloquear la cuenta del spammer y denunciarlo si detecta su actividad delictiva.

  • Más en Wired


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios