BAQUIA

Ariba y Commerce One, guerra por los suelos

Los que antes se peleaban por el trono, ahora se pelean por las migajas. Ariba y Commerce One se disputaban convertirse en el principal proveedor de software para las cientos de nacientes plataformas B2B. Ahora que las cifras de negocio del comercio entre empresas vía Internet han tocado tierra, ambas empresas luchan por racionalizar sus negocios y adaptarlos a un entorno mucho menos favorable.

Ariba ha sido capaz de presentar unas pérdidas menores de los esperado en su primer trimestre fiscal, y dice que espera alcanzar el break even el próximo junio. En los tres meses terminados el 31 de diciembre consiguió frenar las pérdidas, de 347,6 millones de dólares en el mismo periodo del año pasado a los 161,3 millones de este , pero sus ingresos también se redujeron de 170,2 millones a 55,3 millones.

Descontando gastos extraordinarios, sólo pierde tres centavos por acción (5 esperaban en Wall Street), cuando en los últimos tres meses de 2000 consiguió ganar 14 millones de dólares, o 5 centavos por acción.

Su rival Commerce One no las pasa mejor. Ni siquiera ha conseguido alcanzar la marca fijada por los analistas, debido a la fuerte caída de sus ingresos. Sus resultados pro forma registraron unas pérdidas de 66,5 millones de dólares, 32 centavos por acción, comparados con los 13,3 millones, 7 centavos por acción del cuarto trimestre del año pasado. Sus ventas cayeron en picado: de los 191,4 millones de dólares de hace un año, a los 81 millones del tercer trimestre y los 56 millones del último.

Incluyendo en la contabilidad todo tipo de gastos, Commerce One perdió 168,3 millones de dólares frente a los 197,5 millones del año pasado.

Ni siquiera su alianza con el alemán SAP, de donde procede \”una gran mayoría\” de los ingresos por ventas de licencias, ha conseguido salvar el ejercicio.

El mercado recibió los números de Ariba y Commerce One con escepticismo, castigando las acciones del primero un 8,68% y las del segundo un 4,41%. El año pasado, Commerce One perdió un 90% de su capitalización bursáril, mientras que Ariba \’sólo\’ se dejó un 81%.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios