BAQUIA

¿Arrepentido de piratear? Ya puede compensar a los autores

Si es usted usuario habitual de las redes P2P, tal vez haya sentido en alguna ocasión remordimientos de conciencia por apropiarse del trabajo ajeno sin pagar un céntimo. O tal vez siente la necesidad de compensar económicamente a los creadores de todas esas películas y canciones que tanta satisfacción (gratuita) le han proporcionado.

En tal caso, puede visitar PiracyPayback.org, una web creada para recolectar donaciones y distribuirlas entre asociaciones de propietarios de derechos de autor en Europa y Norteamérica, donde se genera la mayoría del contenido que circula por las redes P2P.

El usuario puede seleccionar a qué tipo de industria desea hacer llegar su donativo: música, películas, televisión, juegos, software, o bien a todas las anteriores. La transferencia se efectúa a través de PayPal, con un importe mínimo de 5 dólares. Cada trimestre, el 88% del importe total de los donativos recaudados se hace llegar a los propietarios del copyright, y el 12% restante se destina a los costes y el mantenimiento del servicio.

Piracy Payback lleva funcionando desde enero de este año, aunque sólo ahora está empezando a ganar notoriedad, después de ser descubierta por el prestigioso blog Ars Technica. Su creador es un australiano, Drew K, quien, después de descargar una serie de TV que no logró encontrar en ningún otro lugar, sintió una punzada de remordimiento y decidió compensar de alguna forma a los autores.

Los beneficiados de las donaciones son organizaciones que controlan derechos de autor o representan a músicos y artistas (especialmente poco conocidos), aunque ninguna de las receptoras quiere revelar su identidad, por temor a que se las relacione con una forma de legitimar el P2P.

Es por eso que la web se basa en la buena fe de las partes: el donante debe confiar en que su aportación irá realmente destinada a donde se le asegura, sin más garantías que la palabra de Drew K, quien recuerda, eso sí, que una donación de este tipo no exime a nadie de las responsabilidades legales que puede acarrear descargar contenidos protegidos por copyright.

Drew K ha elaborado incluso su propia taxonomía de la piratería, que divide en cinco categorías:

  • No piratas: nunca lo hacen.
  • Inocentes: piratean, pero no saben que está mal. Son una minoría.
  • Pragmáticos: piratean ocasionalmente, pero sólo para acceder a material que no pueden encontrar de otra forma.
  • Acumuladores: descargan con el único fin de aumentar sus colecciones. Son la mayoría.
  • Bucaneros: tienen a gala piratear material que después incluso redistribuyen, como una especie de lucha contra “el imperio del mal”.

El target de Piracy Paybacks son los “pragmáticos” y los “acumuladores”. A los “bucaneros” los deja como imposibles, y considera que deberían ser el verdadero objetivo de las demandas legales de la industria de contenidos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios