BAQUIA

AT&T no perdía tanto desde hace 22 años

El segundo trimestre del año ha sido del todo aciago para AT&T. La principal operadora de telefonía de larga distancia estadounidense, la única que supera a la recientemente defenestrada WorldCom, ha perdido la friolera de 12.700 millones de dólares, 3,49 dólares por acción, cuando en el mismo periodo del año anterior sus perdidas netas fueron de apenas 191 millones. Que también es bastante, pero que comparadas con las que acaba de presentar parece calderilla. Es el tercer trimestre consecutivo que AT&T no consigue escapar de la tinta roja.

En parte el batacazo se debe al descenso del 22% experimentado en la demanda de su negocio de larga distancia, así como a la disminución del valor de sus posesiones televisivas. Aunque bien es cierto que su división de televisión por cable incrementó sus ventas en un 9,8%, alcanzando los 2.500 millones de dólares. En total los ingresos han caído un 6,2%, situándose en los 12.100 millones de dólares.

No obstante, la clásica teleco estadounidense ha conseguido, tras presentar estos nefastos resultados, que sus títulos se incrementen ligeramente en bolsa (falta le hace, que en lo que va de año ha caído un 47,5%). No es ninguna contradicción. Se trata simplemente de que no todo es tan negro como parece. Parece que hay varias pistas de que lo peor ha pasado ya para esta compañía.

En Estados Unidos no está permitido excluir las amortizaciones en los resultados, pero es algo que se tiene en cuenta. Bajo este supuesto, AT&T había conseguido ganar 7 centavos, mejorando las previsiones de los analistas que no esperaban más que 3. Por otra parte, la compañía asegura que en el tercer trimestre espera tener unos de entre 3 y 6 centavos, cuando en Wall Street calculaban que serían unos 3. Además, la caída en desgracia de WorldCom también le ha beneficiado, ya que los clientes de esta empresa están buscando proveedores alternativos, y la opción más obvia es AT&T.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios