BAQUIA

Ataque a EEUU: evaluando el impacto

Mientras el esfuerzo de rescate continúa en Nueva York y Washington, en paralelo el mundo intenta calibrar el impacto completo de los ataques terroristas del pasado martes; una tarea que será larga y complicada. En la economía y la Red se suceden los efectos secundarios derivados de la monstruosidad perpetrada, aunque ni siquiera en estos reducidos campos es posible sacar conclusiones definitivas. La gran incógnita es el comportamiento de los mercados EEUU, que permanecen cerrados \’sine die\’, cuando reabran. Si el efecto psicológico de la tragedia provoca una falta de confianza, la economía mundial puede despeñarse en una recesión con facilidad. Los primeros datos son alentadores, y los gobiernos y bancos centrales procuran transmitir calma. Pero la prueba de fuego llegará cuando el New York Stock Exchange abra sus puertas, a la vista de las pilas de escombros que fueron el orgullo de la ciudad.

Víctimas en el sector puntocom

La tragedia ha afectado de lleno no sólo a pilares de la banca como Morgan Stanley Dean Witter (aunque la mayoría de los 3.500 trabajadores de su sede en el World Trade Center consiguió escapar) sino a ejecutivos de compañías del sector tecnológico. El cofundador de la empresa Akamai, David Lewin, estaba en uno de los aviones que atacaron las Torres Gemelas; en el mismo vuelo viajaba Edmund Glazer, director financiero de MRV Comm. Varios empleados de Raytheon también murieron allí. El gerente de Metrocall, Steve Jacoby, estaba en el avión que chocó contra el Pentágono en Washington. Uno de los colaboradores de TheStreet, Bill Meehan, trabajaba en Cantor Fitzgerald; sus oficinas estaban en los pisos más altos de las Torres Gemelas. Es seguro que según avance el recuento de víctimas más nombres se añadirán a éstos.
Akamai, en Baquía Noticias

Economía: por ahora, bien

En el frente financiero hay buenas y malas noticias. Entre las buenas, que las bolsas europeas se han mantenido (aunque con volatilidad), que los valores refugio (oro, bonos) y el petróleo han tendido a la baja y que el dólar ha tendido al alza. En este apartado habría que clasificar también los anuncios de bancos centrales, autoridades financieras y gobiernos de que piensan combatir el pánico y ayudar con lo que esté en su mano para atenuar el impacto. En la parte negativa las bolsas asiáticas, ya muy dañadas previamente, se hundieron, y las primeras estimaciones del coste económico directo apuntan hacia el récord. Tan sólo las posibles reclamaciones a aseguradoras se calcula pueden estar entre los 10.000 y los 15.000 millones de dólares, en paralelo tan sólo con catástrofes naturales como el Terremoto de Los Angeles de 1994 y el Huracán Andrew en 1992, y muy por encima de accidentes como la explosión de la plataforma Piper Alpha en 1988. Hay quien predice con confianza que el golpe devastará definitivamente la economía EEUU; a cambio se repiten las llamadas a la calma y a conservar la confianza. Lo cual va a ser la clave de la situación, cuando abran las bolsas.

Internet: lo mejor y lo peor de la gente sale a la luz

Por su parte Internet ha vuelto a sacar a la luz lo mejor y lo peor del carácter humano. La Red se transformó ayer de vehículo privilegiado de información sobre la tragedia en herramienta para los esfuerzos de rescate, evaluación y localización de víctimas, pero también en una vía de difusión de chistes y bromas de dudoso gusto. El nodo de subastas eBay prohibió la venta de objetos relacionados con la catástrofe, que se inició el mismo martes; a la vez el nodo destinado a tranquilizar a parientes y amigos de personas desaparecidas fue utilizado para colocar nombres ficticios (como Xavier Arzalluz, político vasco, o Chiquito de la Calzada, cómico español), lo cual hizo la vida más difícil innecesariamente a quien buscaba saber si sus seres queridos habían resultado heridos o muertos. El odio racial hizo, cómo no, también su aparición en \’newsgroups\’ y \’chats\’, donde aparecieron insultos y amenazas derivadas de las sospechas de responsabilidad de algunas organizaciones del mundo árabe en los ataques. La investigación está facilitando también el que el FBI lance una masiva campaña de utilización de su sistema de monitorización de Internet DCS100, antes conocido como \’Carnivore\’, además de controlar cuentas de correo de Hotmail. Nada se ha comentado, no obstante, sobre la posibilidad de que la Red haya jugado un papel en los atentados, al menos de momento. Esperemos que la catástrofe y los esfuerzos por localizar y dar su merecido castigo a los responsables no sean utilizados para justificar un endurecimiento genérico del control dentro y fuera de la Red.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios