BAQUIA

Aumentan las presiones para la fusión entre Vía Digital y Canal Satélite

La liquidación de Quiero TV ha contribuido a que las alarmas vuelvan a saltar en Gran Vía, calle madrileña donde se ubican las sedes de Telefónica, principal accionista de Vía Digital, y el Grupo Prisa, responsable de Canal Satélite Digital junto con Vivendi Universal. Según desveló el diario económico Financial Times, directivos de Telefónica están negociando con el Gobierno español una posible fusión entre ambas plataformas digitales con el fin de paliar el reguero de pérdidas que genera la división de medios de Telefónica. El año pasado presentó unos números rojos de 347 millones de euros, 280 millones menos que en 2000.

El gobierno siempre se ha mostrado reacio a un posible matrimonio entre las dos plataformas, pero los directivos de operadora española consideran que los cierres de Quiero TV, la tercera televisión digital española, el grupo alemán Kirch y la británica ITV Digital son motivos suficientes como para cambiar de postura.

El terremoto que ha supuesto la liquidación ordenada de Quiero TV no ha sido el único factor que ha contribuido a que Telefónica lance los correspondientes piropos a su eterno rival, Canal Satélite Digital. Las nefastas previsiones que el banco de inversión Merrill Lynch ha realizado sobre los resultados Ebitda de la división de medios de la operadorada durante el primer trimestre –16 millones de euros, lo que supondrá una caída del 96%- han echado más leña al fuego para buscar una posible alianza.

A día de hoy, Vía Digital cuenta con 806.000 abonados, una cifra insuficiente para cuadrar sus cuentas. El año pasado la plataforma televisiva se dejó 162 millones de euros debido, fundamentalmente, a la adquisición del Campeonato Mundial de Fútbol de Japón y Corea, que se disputará el próximo mes de junio. De hecho, Vía Digital pretendía revender posteriormente los derechos de emisión de los partidos, una estrategia explosiva que más tarde demostró estar repleta de agua: ninguna cadena de televisión estuvo dispuesta a abonar el precio solicitado por la cadena digital. Sólo después de que el Gobierno decidiera intervenir, se consiguió que Antena 3 retransmitiera los partidos considerados de \”interés general\”.

Diferente situación vive Canal Satélite Digital, cuyos 1,2 millones de abonados la consolidan como la cadena de pago líder en España. Sogecable presentó unas pérdidas brutas el año pasado de 24 millones de euros y ha reiterado en numerosas ocasiones que ni está en conversaciones con Vía Digital ni tiene la más mínima intención de unirse a ella. Asimismo, siempre ha mostrado sus dudas acerca de que el Gobierno diera el visto bueno a una posible fusión.

Jesús de Polanco, presidente de Prisa, reconoció durante la Junta de Accionistas del Grupo, celebrada el mes pasado, que el mercado de la televisión digital debía transformarse más pronto que tarde. \”Nadie puede ignorar las dudas que existen en España sobre el futuro de las plataformas de televisión digital\”, señaló. Polanco también solicitó un acercamiento \”más realista entre los reguladores, operadores y proveedores de contenidos para encontrar el modelo de televisión de pago más apropiado\”.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios