BAQUIA

Babelic.com: traducciones a bajo coste

En un mundo globalizado como el actual, comunicarnos con personas residentes en otos países es algo cada vez más habitual. Claro que para ello es necesario dominar otros idiomas (o como mínimo, el ingles), condición que no está al alcance de todos. Para facilitar esta tarea surge Babelic.com, un servicio de traducciones low cost que comenzó a operar a principios de año. Su filosofía es la de utilizar la agilidad que proporciona Internet para ofrecer una amplia gama de servicios con distintos tarifas muy asequibles, en función de las necesidades de cada cliente. En la web, el usuario puede introducir el texto a traducir, y obtiene al instante el presupuesto, después que el sistema haya contado el número de palabras. Puede optar entre la tarifa de 2 céntimos por palabra o la de 5 céntimos (válidas para cualquier par de idiomas), dependiendo del nivel de los traductores y de la calidad que desee para su trabajo. Si opta por la tarifa más baja, sólo podrá introducir texto en el editor, pero no documentos en formato Word, Excel, pdf, etc. Con la idea de agilizar todo el proceso, la factura también se genera en el momento. Si el cliente acepta el presupuesto, puede abonarla mediante transferencia o Paypal. Después, el sistema se comunica con el traductor más valido para el trabajo, informándole de todos los parámetros. Sólo lo hace con los traductores online en ese momento, conectados a través de mensajería instantánea (Microsoft Messenger o Google Gal). El proceso continúa hasta que encuentra un traductor que acepta el encargo. Éste dispone de una fecha máxima de entrega, y si no la cumple el sistema asigna otro traductor. Una vez realizada la traducción es enviada directamente al cliente, que puede puntuarla o solicitar modificaciones. Babelic.com es un proyecto personal de Óscar Calvo, que ha desarrollado la idea durante 2 años y medio. El proyecto se fundó con un capital inicial de 50.000 euros, y actualmente cuenta con tres empleados y más de 200 traductores freelance. Cualquier persona nativa o bilingüe puede trabajar como traductor en Babelic. Para ser admitidos se les realiza una prueba de evaluación inicial, y después se controla la calidad de los trabajos que se les encarga. Cada traductor recibe el 80% del importe del trabajo, una vez descontado el IVA. La mayoría de los traductores cuenta con alguna experiencia en el sector: Los que más abundan son traductores profesionales que trabajan con Babelic para rellenar sus horas libres. “El sistema es muy flexible para ellos y no les somete a ninguna presión, están muy contentos con nosotros”, afirma Calvo. Aunque cualquier particular puede utilizar Babelic (por ejemplo para colgar una versión en inglés de su blog o traducir un trabajo académico), el servicio se dirige principalmente a pymes, que encargan traducciones de documentación de empresa como manuales, presentaciones y contenido web. El inglés es con diferencia el idioma más demandado, seguido de alemán, francés e italiano. “Lo cierto es que nos encargan todo tipo de formatos y ahora mismo es hacia ahí donde nos dirigimos. Poder ofrecerle al usuario mucha facilidad de uso, aceptando todo tipo de formatos de forma que pueda traducir fácilmente desde una página web hasta un documento Excel sin demasiadas complicaciones”, explica Calvo. Sobre la posible influencia en su negocio de servicios como Google Translator, Calvo no se muestra preocupado: “Ahora mismo este tipo de traductores no son válidos, sobre todo para empresas, que es el público al que nos dirigimos. Sí nos interesan otro tipo de iniciativas, como el Google Translation Center, un servicio quizás similar al nuestro anunciado por Google hace mucho pero que no termina de ver la luz. Creo que puede ser muy interesante para todos que grandes actores como Google saquen este tipo de servicios, porque ayudarían a popularizarlos. Mercado hay para todos.”


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios