BAQUIA

Barners&Noble gana a Amazon en su batalla por “one-click”

Por fin los tribunales comienzan a utilizar al sentido común en la guerra de patentes que libran algunas de las compañías de ese país. En un gesto que hay que aplaudir, un juez le ha dado la razón a Barnes&Noble en su apelación contra Amazon por la patente del sistema de compra \”one-click\”. Ahora, Amazon deberá demostrar que el sistema de Barners&Noble infringe verdaderamente su patente. El \”one-click\” permitía materializar la compra por Internet de una forma sencilla ya que una vez que localizaba el objeto bastaba con adquirirlo haciendo un solo clic de ratón.

No contenta con su \”descubrimiento\”, Amazon quiso patentar el proceso. Es decir, pretendió impedir por las buenas que alguien diseñara un proceso de compra similar. El problema no era la protección del código informático (algo también sujeto a discusión), sino el hecho de comprar mediante un solo clic. Es decir, pretendía proteger algo que es de sentido común (utilizando bien las cookies se podían reducir el número de clics y así satisfacer al cliente). De esta forma, se retorcía la ley para patentar un proceso cuyo carácter innovador era más que dudoso. Y se daba la razón a quienes demandan una reforma de la legislación sobre patentes con el fin de evitar la protección de procesos no originales, como sucede también con la subasta inversa de Priceline.

En cuanto Barnes&Noble diseñó un sistema similar, Amazon se le echó al cuello y luego la llevó a los tribunales. Ahora un juez le ha dicho que ya es hora de calmarse. Pero la guerra no está ganada todaví, tan sólo una batalla. Está bien tratar de defender la innovación, pero no a base de cortarle las piernas a toda la competencia.