BAQUIA

Baterías del tamaño de un grano de arena

Si coge usted el móvil o el portátil que usaba hace cinco años (en caso de conservarlos) y los compara con los que usa ahora, notará enseguida una diferencia fundamental: los aparatos actuales son mucho más ligeros, y eso es debido en gran parte al peso de la batería.

Las baterías de litio se han impuesto en todo tipo de cacharros, siendo cada vez más livianas y duraderas. Pero lo que vemos ahora, con haber progresado mucho, puede que no sea nada en comparación con lo que nos espera en el futuro.

En Estados Unidos, investigadores de la Universidad de California de Los Angeles (UCLA) están trabajando en el desarrollo de baterías no más grandes que un grano de arena, que se utilizarán para micro o nanoconducciones eléctricas.

De momento se trabaja en la construcción de algunos componentes de estas microbaterías, como electrolitos en miniatura que hagan posible la conducción de energía entre casi invisibles electrodos, aunque con la misma potencia y eficiencia que las baterías de litio.

Que nadie espere que las microbaterías estén dentro del próximo iPod: se trata de un proceso lento y laborioso que todavía está en sus fases iniciales, ya que los científicos trabajan sobre superficies microscópicas añadiendo elementos en capas con el grosor de un átomo.

La investigación se está financiando por DARPA, un departamento del Ministerio de Defensa de los EEUU que ya ha invertido miles de millones de dólares en el desarrollo de tecnologías como la robótica, los viajes espaciales o las redes informáticas.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios