Be “green”, my friend

Al Gore puede estar contento o, al menos, sentirse más optimista que cuando grabó “Una verdad incómoda”. Parece que el discurso ecologista sobre el calentamiento global y el cambio climático ha hecho mella en la población, los gobiernos y, ahora también, en el mundo informático.

Las marcas saben que ser ecológico vende, y por eso han decidido comenzar una campaña para limpiar sus nombres, y dar una nueva visión de sus negocios. Esto ya lo hicieron Apple y HP, entre otras compañías, con sendos comunicados en los que explicaron sus nuevas medidas para reverdecer sus productos.

A todos ellos se han unido ahora Intel y Google, que han suscrito un acuerdo con WWF para promocionar equipos que ahorren más energía. El proyecto se llama Climate Savers Computing Initiative, y ya cuenta con otros miembros ilustres como IBM, Lenovo o Dell. Puede que sea simplemente una estrategia para simpatizar más con el público, pero aún así la naturaleza se lo agradecerá.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios